¿Policía? Mi mamá está haciendo ruidos extraños

Descubre qué orilló a una adolescente a denunciar a su madre a las autoridades

Fran nos daba hoy algunos tips para poder tener sexo cuando no tienes mucha oportunidad de despegarte de la gente con la que estás. Los consejos de nuestra propia y privada Fran Fariña iban de la mano con las vacaciones de verano que se viven en el hemisferio sur, aunque de este lado del ecuador hay quienes debieran aplicarlos.

Resulta que en Panama City, en Florida, Estados Unidos, una adolescente de 15 años se dispuso a llamar a la policía. No fue porque algún intruso se hubiese metido a su casa o porque tuviera un problema con los vecinos. La llamada fue para denunciar a su propia madre.

Claro, lo primero que se piensa es que hubo violencia doméstica o que tal vez la mamá en cuestión tuvo un problema médico, pero tampoco. En realidad la llamada fue para quejarse de que la mujer estaba teniendo sexo y que sus gemidos alcanzaban un volumen, bueh, molesto.

No conforme con hacer la llamada, al llegar la policía la chica les solicitó que la llevaran a un refugio cristiano, pues los sonidos que salían de la recámara de su madre “la ofendían”. La mujer de 35 años declaró a los oficiales que había invitado a su novio a pasar la noche y que, efectivamente, habían tenido relaciones, pero que su intención no había sido despertar a la adolescente.

¿Lo peor? Cuando ya era el momento de ir hacia el refugio, la chica declinó argumentando que ya casi era hora de acudir a su escuela.

¿Les ha pasado estar al lado de alguien que hace mucho ruido al tener relaciones? Yo recuerdo el caso de un par de excompañeros de universidad que hacían que nos saliéramos del apartamento en donde se les ocurría tener encuentros, porque sí, eran bastante ruidosos. Eso sí, jamás llamamos a la policía.

Link Teen Calls Cops On Mom For Having Sex Too Loudly (Gawker)