Sexualidad & Sobrepeso

Según una Encuesta Nacional de Salud del Ministerio de Salud (Minsal) si quieres ser normal deberías tener kilos demás ya que en Chile, un 67% padece sobrepeso, es decir, tiene un índice de masa corporal (IMC) superior a 25.

En general existe una preocupación omnipresente de ser “normales”. Al menos me topo con esa necesidad a diario en la consulta, donde las personas se angustian por no calzar con lo normal… pero lo “normal” o lo que mayoría de las personas hace no necesariamente te sirve a TI. O no todos escuchamos alguna vez a los adultos cuando nos decían algo como: “¿y si todos tus amigos se tiran al rio Mapocho tu también lo haces?”.

Según una Encuesta Nacional de Salud del Ministerio de Salud (Minsal) si quieres ser normal deberías tener kilos demás ya que en Chile, un 67% padece sobrepeso, es decir, tiene un índice de masa corporal (IMC) superior a 25.

Aunque muchas personas con obesidad dicen no tener problemas en relación a su vida sexual, generalmente chocan contra la salud y las “demandas estéticas”… esto muchas veces se asocia a baja autoestima y la desvalorización de si mismas. Por otro lado se es más propenso a desajustes metabólicos, como colesterol alto, triglicéridos altos, diabetes, entre otros, que conllevan a disfunción eréctil.

Más allá de lo que la imagen física pueda expresar, los complejos o inseguridades, los factores químicos que interrumpen el sexo son los más importantes de considerar.

Martin Binks, psicólogo clínico y director del Diet and Fitness Center del Centro Médico de la Universidad de Duke (Duke Diet & Fitness Center), explica que si bien existe un patrón cultural que ensalza la delgadez en exceso y que ejerce una influencia no del todo positiva en algunos individuos; la obesidad baja significativamente el rendimiento y la calidad de sexual.

Una investigación llevada a cabo por Binks y un equipo médico de la Universidad de Duke demuestra que las personas obesas son 25 veces más propensas a reportar problemas sexuales que aquellas que tienen un peso normal.

La grasa entorpece la circulación sanguínea y produce problemas hormonales como la baja producción de testosterona.

“Nuestro estudio demuestra que hay una diferencia considerable entre la calidad de vida sexual que llevan las personas que tienen peso normal y las que están muy excedidas de peso”, explica Binks. “Como la obesidad es una afección que crece a pasos agigantados, hay cada vez más gente que tiene problemas en la cama”.