Lo bueno de la masturbación en pareja

Otra manera de conocerse y de aprender a dar y recibir placer.

La masturbación en pareja es muy estimulante y un muy buen ejercicio en la previa al sexo. Es muy buena idea que ambos comiencen con muchas caricias en todo el cuerpo y poco a poco vayan llegando hasta sus órganos sexuales.

Pueden ir alternando primero tú se la das a él y luego él a ti o viceversa. Lo bueno de esto es que ambos quedan muy prendidos a la hora de la penetración, ya que él alcanza mayor erección y tú, más lubricación.

Hay muchos mitos en torno a la masturbación. Se ha dicho que ocasiona causa problemas físicos o mentales, lo cual no es cierto. Ésta forma parte del proceso de desarrollo y aprendizaje de las conductas sexuales y el rendimiento sexual futuro de cada persona. También es considerada una forma de auto conocerse y saber qué es lo que más nos gusta y así transmitírselo a la pareja. Por eso, antes de que se den una masturbación el uno al otro, ejerciten solos y luego, cuando estén juntos, muéstrense cómo quieres que el otro lo haga. Otra forma de incluirla en la relación sexual, es mostrándole al otro que te excita tenerlo al lado. Dicen que para ellos, verte tocándote, les encanta.

De hecho, la masturbación se ocupa como parte de las terapias sexuales, cuando se trata de dar solución a problemas de eyaculación precoz, disfunción eréctil, bajo deseo sexual, anorgasmia, entre otros. Incluso se enseñan técnicas y ejercicios masturbatorios, individuales o en pareja.

Como siempre lo he pensado, la comunicación y confianza es trascendental en la relación. Por lo mismo para tener un rico goce durante la masturbación como escenario a las preliminares en la cama, hay que ir dejando de lado los mitos y tabúes, junto con aprender a dar y recibir placer.