Los pro y contras de fingir un orgasmo

A mi parecer, tiene más cosas malas que buenas

Hace poco les conté sobre un estudio que hablaba que las muejres fingen los orgasmos con el fin de hacer que sus parejas continúen a su lado y no vayan a buscar placer en brazos de otra mujer. De esta forma, manipulan a su pareja y de paso, los atrapan con el sexo. Sin embargo, la única que sale perjudicada con eso eres tú.

Las causas más habituales por las que las mujeres deciden fingir van desde la inseguridad hasta para no decepcionar o herir a su pareja. Además de sentir vergüenza por tardar tanto en llegar al clímax o por sentirse presionadas por él al querer satisfacerlo. Si bien esas podrían ser buenas razones, ya que harán que la relación sexual sea hot, no me parece buena idea fingir.

Por otro lado, si tus razones para fingir con por motivos físicos como la frigidez y el dolor, deberías consultar a un médico.

A mi modo de verlo, no es muy bueno fingir, mejor ser sincera y si te gusta bien y si no, mejor que el tipo busque a otra, así tu también podrás encontrar a uno que sí te sepa hacer gritar como lo mereces.

Además, dentro de los contra, si le haces creer al tipo que te gusta como lo hace y no le dices que cambie de posiciones o haga cosas más originales o tú no te atrevas a hacerlo, tu relación de volverá aún más monótona y nunca te gustará y el jurará que lo hace perfecto. La idea es que ambos vayan aprendiendo lo que les gusta o lo que no.

Por otro lado, basta de creer que el orgasmo es una obligación dentro de la relación sexual. O sea si nunca “te vas” tienen que trabajar juntos por lograrlo, pero hay muchas otras formas de disfrutar en pareja solo gozando sin tener que obligatoriamente llegar al clímax. De hecho, so tienes problemas con este tema y por lo mismo siempre finges, trabajan mucho en la previa. Háganse mucho cariño, tóquense y disfruten desde antes. Un buen ejercicio son las caricias tántricas.

A la larga tu pareja irá notando que no lo pasas bien teniendo relaciones sexuales con él. Con eso le haces un daño a tu relación y a ti. Mejor habla, o infórmale sobre las cosas que te gustan. Si tú disfrutas realmente, el sexo será más intenso y él lo pasará aún mejor.

Como ves, fingir un orgasmo tiene más cosas malas que buenas…