Sí, somos diferentes a ellos

Un estudio calificó las principales disparidades entre hombres y mujeres.

No hay que ser un experto para percibir las diferencias que hay entre ellos y nosotras. Sin embargo, un grupo de investigadores realizó un estudio a 10 mil personas que midió las diferencias de personalidad de acuerdo al sexo, a las características físicas y morfológicas de cada uno.

Se descubrió que las disparidades de personalidad entre hombres y mujeres eran enormes, e incluso, mucho mayores a lo que los expertos creían.

Las mayores diferencias entre sexos se encontraron en cuanto a la sensibilidad, calidez y aprensión (más altas en mujeres) y en estabilidad emocional, dominio, adherencia a las reglas y vigilancia (más altas en hombres), según calificó el investigador Marco del Giudice, de la Universidad de Turín, junto a colaboradores de la Escuela de Negocios de la Universidad de Manchester.

Los rasgos estudiados fueron 15, entre ellos la calidez, animación, audacia social, privacidad, confianza en sí mismo, estabilidad emocional, vigilancia, aprensión y tensión, sensibilidad, abstracción, apertura al cambio, independencia, dominio, osadía social, autocontrol, animación, adherencia a las reglas y perfeccionismo, entre otros.

De este estudio, entre otras cosas, se logró descubrir a cabalidad que a las mujeres se les atribuye más sensibilidad e intuición y más obstinación y autocontrol a los hombres. Lo que da por entendido que los hombres sean más simples y directos a la hora de discutir, más controlados al dar por terminada una relación y nosotras más perspicaces a la hora de descubrir una infidelidad, por ejemplo.

Fuente: elmundo.es