Sexo alternativo

Hay chicas que dicen que sus mejores orgasmos han sido con el sexo anal. Aquí algunos consejos.

La verdad es que nunca he practicado el sexo anal. Más que por algún tema tabú, es porque me paso el tiempo pensando en que quizás duele, en que no será lo suficientemente excitante o porque es poco higiénico. De todas formas es algo que me intriga, sobre todo después que una amiga me dijera que al haberlo intentado, tuvo uno de los mejores orgasmos de su vida.

Lo que sí me quedó muy presente, fue cuando una chica de un sex shop me aconsejó que si tenía ganas de hacerlo, no fuera mi pareja el que hiciera el intento de penetrarme, sino que yo me moviera hacia atrás. Así una pone el límite, lleva el ritmo y es mucho más cómodo. Aún no lo hago, pero si me resulta les cuento.

En todo caso, si estás pensando en hacerlo, te daré algunos tips que he recopilado de otras experiencias. Claramente no les diré de quienes.

Lo más importante es la higiene. Antes que intentes el sexo anal, es recomendable ya haber tenido tu proceso digestivo del día. Además, trata de pasar por una pequeña ducha antes del sexo.

En cuanto a la posición, una buena forma es intentarlo de rodillas, dándole la espalda a él, mientras apoyas tu cabeza sobre una almohada. La idea es tener el ángulo perfecto para que la penetración sea suave. En este caso es utilizar lubricante o hacerlo luego de ya estar bien prendida para que utilices tu lubricación natural.

Pídele a tu pareja que te vaya entrenando. Esto puede hacer intentando con un dedo o con un consolador en instancias previas. Si ocupa el dedo, debe ser suave, ir de a poco, como metiendo y sacando. De esta manera podrás dilatar el esfínter anal.

Es muy importante que haya mucha confianza y comunicación, para que él vaya sabiendo si sientes dolor o incomodidad.

Algo muy importante es que el encuentro sexual termine don la penetración anal. No es recomendable que luego de ésta sigas teniendo sexo por la vagina, debido a las infecciones que podrías contraer.

Otra recomendación es que si quieres entrenar sola, compres un estimulador anal en un sex shop y vayas poco a poco soltando es esfínter y sintiendo confianza.

Y tú, ¿tienes experiencia en esto?