Me carga el preservativo

Aunque no te guste, es necesario

preservativo472x350.jpg

Es rico tener sexo, pero eso también conlleva ciertas responsabilidades. Por ejemplo, si te acuestas con un tipo equis, más conocido como de turno o casero, es de suma importancia usar preservativo y sobre todo si para variar se te olvidó tomarte las pastillas anticonceptivas- yo soy seca para que se me olvide- ya que no quieres algún tipo de enfermedades o sorpresas posteriores.

Pero hay que reconocer que el famoso forrito es una real lata. Por lo menos yo lo odio. Primero porque en el momento de la calentura, te lo pasan a ti para que lo pongas, teniendo que inventar cada vez una maniobra nueva para verte sexy mientras lo pones. Segundo, hay que buscarle bien el lado para no ponerlo al revés, hay que evitar que quede con aire- si no suena del terror- y más encima te queda la mano pegote. Por si fuera poco, hay cada weon barsa que te pide hasta que lo pongas con la boca para que sea más entretenido, pero no es mi opción- no siempre por lo menos- No querí na’.


Además, siento que el preservativo muchas veces mata el momento hot. La pareja está de lo mejor, toqueteos por todas partes, besos ricos, te sacas la ropa y no sé cómo aparece el famoso amigo de látex de olor asqueroso a globo. – Hay que decir que los hombres son secos para sacar condones como arte de magia- Se lo pone y el panorama cambia totalmente. Las sensaciones son distintas, la textura cambia y olvídate de que la cosa fluya normalmente. Quizás estoy exagerando, pero definitivamente para mí, el preservativo es muy fome.

Otra cosa es que algunos aún se complican en comprarlos y ponen cara de maldadosos cuando piden una cajita en la farmacia. Puede ser porque le estás diciendo a alguien que no conoces, que ese día lo pasarás de lo mejor. Pero como recomendación, haz que no te importe, porque es mejor tener con quien difrutar que no tener. Puede ser que a la vieja de la farmacia hasta le dé un poco de pica.

Para qué decir lo feo que se ve el condon usado. Y para los que no viven solo, es un ritual el hecho de botarlo. Hay que envolverlo para que el hermanito chico no lo vea o se ponga a jugar y tener cuidado en no ser tan acelerado en tirarlo al WC y taparlo.

A modo de recomendación, compren el ultra sensible que viene en un envase de color gris. Sí, ese de esa marca típica. Es lejos el mejor entre todos los que hay. Ah y por fa, no compren los con sabor, a no ser que pregunten antes.