Los 10 mejores afrodisíacos

¿Mito o realidad?

Muchas veces me preguntan respecto a la efectividad de los afrodisíacos y hasta el momento siempre había sido la misma: y es que no hay evidencia científica que demuestre su eficacia, pero mientras pienses que es afrodisíaco para ti; lo más probable es que lo sea…

Ahora voy a plantear algo distinto, en base a una lista de 10 afrodisíacos, que aunque no incluyen picorocos, hay evidencia científica contundente que las avala:

1. Respeto: Respetar a tu pareja y entender sus necesidades. El sexo no tiene porque estar monotemáticamente centrado en la penetración y el orgasmo. Es importante entender al otro como justamente eso: un otro.

2. Hacer ejercicio: En base a publicaciones del hospital Johns Hopkins publicadas recientemente en el American Journal of Medicine, la disfunción eréctil -entre otras disfunciones- tiene una alta correlación con falta de salud física y sedentarismo. Más de 50% de personas con diabetes y 44% de ellos con hipertensión, tienen problemas para lograr o mantener una erección. Las personas que hace deporte o algún tipo de actividad física, tienden a tener mejor autoconfianza y sentirse mas atractivos/as, entendiendo que el sentirse deseado es un gran gatillador del deseo.

3. Psicoterapia: Muchas veces es de gran ayuda realizar un proceso de psicoterapia, que permita trabajar con miedos, ansiedad, angustia, depresión, estrés, conflictos, disfunciones, trastornos, psicopatologías etc, que pueden tener relación directa o indirecta con la calidad de la vida sexual.

4. Sildenafil: a.k.a viagra, la pastilla azul. Aunque no es un afrodisíaco per se. La evidencia científica es contundente y ha sido de gran ayuda para personas que tienen una condición fisiológica donde se hace necesario, tras el diagnostico y prescripción de un especialista, el uso de este avance de la ciencia.

5. Yohimbe, Tribulus y Maca: Esto según la revista Live Science, pero no hacen referencia a ningún estudio serio. Personalmente tampoco he tenido acceso a información con base científica. Por otro lado he ingerido estos productos en distintas dosis, sin notar ninguna diferencia a ningún nivel -más que la de mi bolsillo por los 30 dólares que me costaron-

6. Ostras: La evidencia es en base a que internacionalmente hemos aprendido y pensado que son afrodisíacos -aunque los pensamientos no son los hechos…- el efecto placebo es innegable. Por otro lado y a diferencia el punto anterior, hay un estudio en ratas macho, que dice que las ostras tienen altos niveles de acido D-aspartic y N-methyl-D-aspartate, que aumentaría los niveles de testosterona, Karen Boyle, Johns Hopkins Hospital.

7. La Fantasía: la fantasía es un estimulo sexual muy potente, fácil de obtener y sin costo. En la fantasía esta todo permitido, porque es solo eso: fantasía.

8. El Saber: Saber que me gusta y que no, que necesito, como, donde y cuando. Saber que el deseo no es espontáneo y que es fundamentalmente cognitivo-de la cabeza- y que va más allá del efecto real que puedan o no tener las ostras, los picorocos o chocolates.

9. Distancia & Límites: Tu pareja no es tu mejor amigo/a, hermano/a o hijo/a, es tu pareja. “Ni tan cerca que queme ni tan lejos que enfríe”

10. Consciencia Plena: a.k.a. Mindfulness. Por último y más importante: “simplificar la mente y volver a los sentido”, callar a la loca de la caza, callar al comentarista, al loro…y cuando estés teniendo sexo, no estés haciendo nada más que eso; tener sexo.