Infidelidad: Siempre es mejor ser sincera

36% de los infieles lo hace para tener nuevas experiencias.

25944306rcjkejfvc.jpg

Revisando un sitio de internet encontré un estudio interesante respecto de la infidelidad, uno de los temas que más popularidad tiene en nuestro sitio. Quizás las cifras pueden explicar el por qué de tanto interés en este tema.

Según informa entremujeres.com 50% de las mujeres y 60% de los hombres afirman haber sido infieles alguna vez durante su vida matrimonial. Se imaginan cuáles serían los porcentajes si esto estuviera basado en los engaños de cualquier época de la vida y no solo entre personas casadas. Un verdadero escándalo, aunque suene pacato.

El estudio realizado por Grupo de Diarios de América (GDA) informa que 15% de las chilenas han engañado a sus parejas más de tres veces. Pero en México y Ecuador se encuentran las personas más infieles de Latinoamérica.

Me he preguntado mil veces cuál es el motivo de la infidelidad y siempre tengo distintas respuestas. Unos dicen que es por insatisfacción con la pareja, otros que es una cuestión de genética, que es un tema de crianza o simplemente no sabemos por qué lo hacemos, pero es una realidad.

Tengo amigos que me han jurado que jamás en sus vidas han sido infieles y me pasa que no les puedo creer. Será porque yo he sido infiel, porque es una cuestión que está arraigada en nuestra cultura, porque pienso que todos lo han hecho. No sé, pero no creo.

Revisando el estudio se plantean dos preguntas y sus respectivas respuestas que me llamaron mucho la atención.

¿Dónde llevan a cabo las infidelidades?

37% en el ámbito laboral.

28% de noche, en bares.

17% a través de Internet.

11% en su círculo de amigos.

7% no supo o no quiso contestar.

¿Qué motivos tienen para engañar?

36% para tener nuevas experiencias.

23% lo hace por venganza.

21% porque su pareja lo aburre.

20% por insatisfacción sexual.

Creo que es interesante saber estos datos para poner atención en tu pareja o quizás en ti mismo y tus deseos. Con esto no hablo de convertirse en una celópata ni nada de eso.

Yo creo que siempre es mejor ir por la vida digna y con la verdad. Y si en realidad quieres pasarla bien, disfrutar de tu sexualidad libre y promiscuamente tienes que ser sincero con tu pareja, tomar decisiones, por más dolorosas que sean. No es conveniente jugar así a dos bandas ya que te aseguro que en uno u otro momento colapsarás y así es la peor manera de hacer buenas elecciones.