El por qué de la disminución del deseo en las parejas estables

Tranquila, no sólo te pasa a ti

tumblrllgtqj3vtq1qkqvawo1500.jpg

De acuerdo al reporte del volumen de marzo de “The Journal of Sex & Marital Therapy”, un 54% de hombres y un 42% de mujeres, no están satisfechos con la frecuencia sexual de sus relaciones de pareja de largo plazo. Una de las explicaciones para esto reside en el circuito de recompensas del cerebro. Es una serie de mecanismos que trabajan en conjunto para movilizar toda motivación, la libido, el apetito o las adicciones. Por lo tanto, gobierna la atracción con nuestras parejas o la falta de…Esto funciona a nivel inconsciente y es por esto que es difícil motivarnos a disfrutar si “se fue la magia”.

Tu circuito de recompensa te moviliza al prometerte satisfacción usando estrategias como la dopamina, pero cuando esa no aparece en el cerebro, es como si el acelerador no estuviera conectado al motor. Cuando te ves en una situación sexual no llegas muy lejos o requiere de mucho mas esfuerzo que antes, sobre todo para echar a andar el motor de partida…ahora que lo pienso no sé por qué estoy comparando todo con mecánica y autos…me imagino que mi lado masculino se está desplegando…por ridículo que suene.

Si es que estás del otro lado, en lugar de tomar la falta de respuesta de tu pareja personalmente, ten presente que tanto el deseo sexual como la falta de este tienen una relación con nuestros genes y las ganas de ser repartidos a futuras generaciones. Después de todo, ¿Cuándo somos más propensos de repartir nuestros genes? Cuando estamos sexualmente insatisfechos en una relación existente y obviamente esto es mas probable después de que la pareja ya “gastó” su shot de “neuroquímica de luna de miel”.

¿Cómo el programa de repartir genes deja a las parejas “no sincronizadas”? Cuando las cosas se van enfriando, quizás tú y tu pareja llevan a la realidad alguna fantasía sexual que tenían guardada o prueban alguna forma nueva de estimularse. Con esto, brevemente recapturas parte de esa droga que sin esfuerzo sostuvo sus vidas sexuales al principio de la relación. Pero hay un pequeño detalle y es que la estimulación intensa parece tener el poder de gatillar cambios permanentes que pueden dejar algunos cerebros más insatisfechos luego y otros cerebros desesperados por tiempo para recuperarse. Así un hombre hétero puede decir: Yo pensaba que si ella pudiera disfrutar mas del sexo, nosotros tendríamos sexo más seguido y mis necesidades serían satisfechas, por lo que yo siempre estaba tratando de darle un buen rato, pero en vez de eso, se cambió a la pieza de al lado… a esta pareja les tomó mucho tiempo recuperar la armonía en su relación.

La frustración sexual es estresante, pero es muy probable que  no estés sufriendo sol@. Una mujer decía: “tener sexo regularmente parecía llevar asociado el que fuera “escalando” para que no se volviera en algo aburrido, entonces yo pensaba si me pongo esta ropa lo voy a excitar o supongo que vamos a tener que tener sexo anal para hacer algo diferente, después incluso se me pasó por la cabeza si seria bueno participar de una fiesta swinger” etc. Pero lo que usualmente pasa es que ella termina evitando las relaciones por un miedo innato de que si continua “escalando” para aliviar el aburrimiento, eventualmente se van a terminar aburriendo igual. Entonces, ¿qué haces después de tener sexo swinger vestidos de cuero comiendo chocolate?

De hecho, cerca de un 13% de parejas estables de largo plazo son impermeables a este fenómeno, lo que deja a la vasta mayoría de las personas en la cama de la habitación.

Antes de evaluar posibles estrategias de enfrentamiento, es importante saber porque la estimulación intensa promueve descontento a pesar de su solución de corto plazo. Hay mucho más por aprender, pero al parecer una variedad de cambios en el circuito de recompensa hacen perder la respuesta al placer después del clímax.