El Cardenal Medina y sus frases para el bronce

¿Lo mismo piensa toda la Iglesia chilena?

medina250x350.jpg

(cc) dailycaller.com

Es cierto. Lo que dice este sacerdote chileno es precisamente lo que la Iglesia Católica establece sobre la homosexualidad. Es decir, que ésta no es un pecado, pero que sí lo es “ejercerla”. Aún así, escuchar a Medina a través de los medios de comunciación hablando con un tono y un razonamiento sólo digno –con suerte- de nuestros abuelos (y seguramente de Carlos Larraín) no deja de llamar la atención.

Y justamente, sucedió ayer, cuando fue entrevistado en Radio Bio Bio y se despachó varias frases que no dejan indiferente a nadie.

La tendencia homosexual es algo que la ciencia no ha aclarado de dónde procede. Una persona puede tenerla, pero vivir conforme a la moral, es decir, no vivir con una pareja, no dejarse llevar por esa pulsión de la homosexualidad que es muy fuerte”.

“Cuando una persona tiene la tendencia homosexual muy fuerte, no debería contraer matrimonio, porque está viciado al punto que un tribunal eclesiástico podría considerarlo nulo, está considerado en el derecho canónico”.

Además, en relación a la propuesta de proyecto de vida en común que por estos días se espera se comience a discutir entre los partidos políticos, Medina es tajante:

“Eso significa, desde el punto de vista de la ley, darle un golpe al matrimonio e introducir un elemento más para debilitar esta institución esencial para toda sociedad que es el matrimonio entre un hombre y una mujer para toda la vida”

Como era de esperarse, el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (MOVILH) calificó los dichos de Medina como “homofóbicos, escandalosos y ridículos”, agregando que desde hace años, “El Cardenal Medina se ha especializado en ofender  y  denigrar a la diversidad sexual, siendo su homofobia persistente y sus argumentaciones falsas,  ridículas y escandalosas, además de violentar el Estado Laico”.

Y a ustedes, ¿Qué les parecen los dichos de Medina?