Mayo, Mes de La Masturbación

Reflexiones sobre una práctica demasiado oculta.

masturbacionb.jpg

http://lh3.ggpht.com

El otro día se hablaba en este blog sobre el mes de la masturbación. Como las conductas sexuales se aprenden ya que nadie nace sabiendo, dejar fuera a la masturbación interfiere con una de las formas más usadas y seguras de los adolescentes y jóvenes para aprender acerca del sexo. La masturbación no implica lidiar con relaciones emocionales complejas, como sí puede pasar con una pareja. No hay riesgo de embarazo ni de infecciones de transmisión sexual.

Incluso hay investigaciones que señalan que el aprender a tener orgasmos a traves de la masturbación, facilita el aprender a tener orgasmos con una pareja.  Alfred Kinsey, científico que ha dedicado gran parte de su vida al estudio de la sexualidad, encontró una correlacion significativa entre experiencias de orgasmo premaritales y la habilidad de expriementar orgasmos en el sexo marital. Las experiencias de orgasmo premaritales incluían los orgasmos a traves de la masturbación, tocaciones y coito.

La investigación  en grupos preorgasmicos muestra que un 87% de las mujeres que participaron en el tratamiento grupal, aprendió a tener orgasmos con su pareja, después de haber aprendido a tenerlos mediante la masturbación.

Las mujeres que han sido capaces de ir por sobre las reprensiones sociales y han aprendido a traves de la masturbación, muchas a veces sienten culpa o creen que es poco normal hacerlo. Estos pensamientos o emociones asociados al placer físico, generan un daño psicológico. Los mensajes negativos que han recibido acerca de la masturbación generan ansiedad. Muchas mujeres en la consulta que refieren haberse masturbado, siendo en general las que no lo hacen de forma habitual, dicen haberse sentido culpables, avergonzadas, sucias, estúpidas o anormales.

Muchas mujeres que han podido superar las emociones y pensamientos negativos que se relacionan directamente con tocarse y masturbarse, se topan en el paso siguiente con otra barrera culpógena: esto es producto de que durante la masturbación, muchas recurren a la fantasia y no pueden concebir el llegar a tener fantasías con otro hombre que no sea su pareja, porque lo viven como una infidelidad real, aunque sólo quede en el mundo interno como lo que es: una fantasía.

Hay hombres incluso que manisfiestan su desagrado en que su pareja se masturbe y recurren a frases como: “¿para qué necesita masturbarse si me tiene a mí?” y después explorando un poco más manifiestan evidentes celos, ya que saben que cuando su mujer se masturbe puede estar pensando en otro hombre, como ellos mismos lo han hecho miles de veces -pensando en otra mujer-.

En la actualidad parece estar claro que la masturbación no causa problemas; es lo que se siente o piensa acerca de esta lo que los puede causar. En general, en nuestro país, es mucho más válida la masturbación por parte de los hombres que de las mujeres. Incluso se ve como anormal al joven que no la practica, y que no participa en torpes juegos adolescentes como quien eyacula primero (entrenamiento en eyaculacion precoz) o quien logra más distancia en la expulsión del semen.

En relación a la masturbación femenina, tengo la sensación de que está cambiando la actitud de ellas ante esta práctica y de los hombres hacia las mujeres que la practican. Pero no cuento con datos estadisticos de estudios científicos que muestren diferencias en el tiempo en relación al aumento de esta práctica.

Para concluir me gustaría citar el humor y narcisismo del gran  Woody Allen  con su frase: la masturbación es como hacer el amor con la única persona que amamos verdaderamente.