Dime cómo hablas y te diré con quien te acuestas

Quienes utilizan los mismos términos tienen más opciones de mantenerse juntos.

coupleinlovebylove242.jpg

La mayoría de las veces las parejas quiebran producto de la mala comunicación. ¡Es que no nos entendíamos! me dijo una vez una amiga recién separada. Y ahora resulta que sale un estudio que asegura que el tiempo que dure nuestra relación depende de las palabras que utilicemos.

Según el estudio realizado por un grupo de psicólogos norteamericanos “las palabras funcionales requieren habilidades sociales para ser utilizadas. Por ejemplo, si yo hablo de algo y en unos pocos minutos hago alguna referencia a ese algo con un artículo, usted y yo sabemos a qué se refiere, pero alguien que no ha estado en la conversación no lo entendería”. Por algo siempre se dice que cuando una pareja se tiene mucho amor y pasan décadas juntos es porque “hablan el mismo idioma”.

Pero de acuerdo a lo que dice el estudio, esta relación no tiene que ver solo con el contenido de los temas sino el tono que utilizamos para decir las cosas. Existen personas que les desagradan los ruidos fuertes entonces no soportarán a una pareja que grite constantemente o para estar con ella deberá hacer un esfuerzo que con el tiempo de seguro lo agotará.

En otros casos, puede influir la intención que se puede leer en las palabras, ya que para la mayoría alguien que solo utiliza ironías o indirectas se puede convertir en alguien insoportable.

Se realizaron varios estudios para demostrar la tesis. Uno de ellos consistió en contactar parejas de universitarios que ya estaban saliendo y hacerlos hablar por chat durante 10 días. Tres meses después los que escribían parecido seguían enamorados.

Aunque dicen que el lenguaje del amor es universal, al parecer más que eso la clave está en hablar claro, de frente y con respeto.

Fuente: Publimetro