Orgasmos fingidos

¿Cómo descubrir cuando una mujer está actuando?

(cc) Flickr.com/ thecityofjess

Existen algunas señales que pueden informar en cierta medida si una mujer ha tenido un orgasmo o es una actriz excepcional actuando una obra que siempre nos convence. Y si lo hago no es para que “el espectador” se enoje o decepcione, ya que seguramente hay motivos nobles de su parte para hacerlo, sino que es para que tanto usted y ella se pongan las pilas y hagan los cambios necesarios para no seguir en ese teatro.

Una señal clara, es que después de tener un orgasmo, se pueden notar algunas manchas rojas en el pecho de la mujer, que forman algo parecido a grupos de archipiélagos. También es frecuente que aparezcan manchas similares en la parte alta de la espalda, cuello y/o nuca. Junto con esto, aumenta la sensibilidad y sensación de irritabilidad en el clítoris al ser estimulado. Pero incluso más claras que estas señales de congestión sanguínea, que algunas veces no podremos percibir, están las que podríamos notar durante el orgasmo y que se traducen en una ecuación inversamente proporcional: mientras el orgasmo de tu mujer sea más parecido al de las películas, menos probabilidad existe de que sea genuino.

Mujeres: al fingir el orgasmo, están enseñando o entrenando a sus parejas a hacer justamente lo que no les satisface ni les gusta. En relación a este último punto hay que hacer un alcance, y es que las mujeres que están en un grado alto de excitación, con el sólo hecho de realizar la manifestación conductual que acompaña el orgasmo -aumentando la frecuencia respiratoria, tensando el cuerpo, gimiendo, etcétera- logran desencadenar la respuesta orgásmica e incluso tener orgasmos más intensos que el común de las veces.

Con todo esto no estoy diciendo que el orgasmo no sea importante o necesario para la mujer. En ningún caso. Pero, al parecer, es mucho más importante para el hombre y ella sí puede disfrutar de un encuentro erótico sin llegar al clímax, cosa que para nosotros no funciona así. Ante esto, y como existen vacíos infinitos de información, algunos hombres los aprovechan y les dicen a sus mujeres que los tienen que ayudar a “terminar”, que ellos no se pueden quedar así porque es peligroso, que los testículos se le van a poner azules, que les puede dar cáncer y una infinidad de historias altamente creativas. Creatividad que las mujeres echan de menos en otros momentos…