Respiración, pensamiento y semen

El sexólogo Rodrigo Jarpa nos habla hoy del Sexo Tántrico.

tantricbuddhamainfull280x373.jpg
Durante estos días tengo la suerte de estar en Nueva York, visitando a un gran amigo, fotógrafo chileno-gringo: Michael Mabes y dentro de mis planes para hoy día estaba ir al Sex Museum y hacer una nota en video a modo de columna, ya que a pesar de estar en esta ciudad que me encanta, no me olvido de Belelú, pero la nota del video la quedaré debiendo para la próxima semana.

En esta oportunidad voy a aprovechar la pequeña, pero muy intersante bibliografía que tiene mi querido amigo respecto a temas sexuales. Buscando por ahí, me topé con un libro que se llama “Sexual Secrets” de Nick Douglas & Penny Slinger. Sus nombres me suenan bastante a actores de película porno, pero ellos son artistas, filósofos y conocedores de prácticas como el Tantra y otras corrientes orientales.

Por mi parte, siendo intrinsecamente escéptico y muy apegado al metodo científico, tuve por mucho tiempo cierta reticencia a considerar o integrar este tipo de conocimiento a mi que hacer clínico, pero he flexibilizado mi rigidez consciente en ese sentido y me he abierto a considerarlo, integrándolo en la práctica terapéutica, logrando muy buenos resultados.

En este libro en específico, me llamó bastante la atención un capítulo llamado “breath, thought and semen”, algo así como “respiración, pensamiento y semen”, donde señalan que una de las contribuciones mas importantes desde oriente a los misterios del sexo, es a través de la comprensión de la interconexión entre tres procesos aparentemente separados: la respiración, el pensamiento y la producción de semen.

Las enseñanzas tántricas y taoístas, señalan que la estabilización de la respiración, el pensamiento y el semen, es uno de los secretos sexuales mas importantes. Al obtener control sobre estos tres, es posible ascender al camino evolucionado del amor trascendental. Durante un encuentro sexual “normal”, los sentidos y los órganos de los sentidos, son llevados por la fuerza de las emociones. La respiración se acelera y la imaginación se excita. Mientras los movimientos del amor prosiguen, el metabolismo de cada persona cambia: el ritmo cardíaco, la circulación y la producción o secreción de ciertas hormonas. La unión natural entre una frecuencia respiratoria acelerada, la excitación de la mente y el repentino clímax sexual acompañado de la eyaculación, nos dan la clave para entender como controlar y separar estas distintas funciones. En esto yace uno de los secretos fundamentales del sexo tántrico.

El sexo tántrico implica un control consciente de la respiración, del pensamiento y de la eyaculacion durante la unión física con otro. El control de la respiración, es de hecho bastante simple, dependiendo principalmente en la toma de consciencia o “awareness” de la frecuencia y profundidad de la respiración. Al focalizar nuestra atención o contemplar nuestra respiración, generamos un proceso parasimpático inconsciente; ahora bajo control consiente. El sexo tántrico es mejor logrado cuando la respiración es profunda, rítmica y realizada a través de la nariz. Una vez que la respiración es llevada bajo control consciente, la relación sexual y la energía circulante puede continuar casi indefinidamente. La meditación estabiliza el pensamiento, siendo la meta de los yoguis paradójicamente simple y compleja a la vez. Durante el sexo tántrico, la meditación juega un papel importante en estabilizar los pensamientos. “una cosa puede subir por la misma cosa que la puede hacer bajar”.

La “estabilización del semen”está directamente relacionada con la estabilización de la respiración y del pensamiento. El semen también estabilizado con una dieta correcta y vida sana. Si un hombre puede controlar conscientemente su respiración, pensamiento y preferentemente ambos, no será victima de eyaculación involuntaria, pero si se dará cuenta del gran potencial de la entrega consciente.