El lado B de Tiger Woods

tiger297x350.jpg

(cc) Chase McAlpine

La semana pasada nos enteramos del increíble choque del golfista nº1 del mundo a unas cuadras de su casa en Florida. Todos asustados nos relajamos luego de saber que el deportista de 33 años no había sufrido grandes daños aparte de unos rasguños, pero ahora nos enteramos la sabrosa noticia de que los rasguños se los había hecho antes del choque.

Según la información de TMZ el golfista habría sido golpeado por su esposa Elin Nordegren minutos antes del impacto. Woods habría querido escapar de su mujer una ex modelo sueca quien lo perseguía con un palo de golf, entonces el golfista se descuidó y perdió el control de su todo terreno chocando contra un grifo y luego un árbol a metros de su mansión.

La pelea entre la pareja se habría originado por unos mensajes de texto que Elin encontró, según informaciones de Mundodeportivo.es, los cuales iban dirigidos a Jaimee Grubbs una joven camarera de 24 años con la que el deportista habría tenido una relación paralela a su matrimonio durante 31 meses.

jaimeegrubbs1468x350.jpg

Jaimee Grubbs

Intentando limpiar su imagen Woods emitió un comunicado pidiendo perdón por su actuar y declarando que le ha “fallado a su familia” y además dice “lamentar éstas transgresiones con todo su corazón. No he sido sincero con mis valores y el comportamiento que merece mi familia. Estoy tratando el asunto de mi actitud de puertas adentro con mi familia”.

Además agrega que “voy a esforzarme para ser una mejor persona y el padre y marido que mi familia merece”.

Luego de esta disculpa pública sus patrocinados han asegurado que seguirán apoyando al golfista que en este momento es el mejor pagado del mundo con 100 millones de dólares anuales.