Infidelidad: ¿casualidad o alevosía?

tendencias11.jpg

Si hay un tema complicado es la infidelidad ¿Desde qué punto se podría abordar sin recibir represalias, retos, disgustos? El asunto es que si de verdad se quiere a la pareja ambos sufrirán frente a un engaño. A no ser que tu relación sea ultra moderna y abierta -digna de Playboy- cómo para que este no sea un ¡TEMA!

Seguramente, todos hemos sido víctimas de infidelidad y lo más probable es que también hayamos sido infieles alguna vez. Las preguntas que me llaman la atención son hasta qué punto puedes involucrarte, depende de cómo esté tu relación o de lo bueno que sea tu amante.

Muchas veces los hombres dicen: “Es que tu no me das otra alternativa que mirar para el lado”, mientras que las mujeres nos volvemos locas entre las responsabilidades y la inseguridad de pensar en que nos están siendo infieles. Pero qué pasará cuando los hombres son los engañados ¿se lo han preguntado?

Sin embargo, hoy en día existen parejas que están dispuestas a todo, conocemos el caso de los swingers que aparecen por todas partes desesperados por compartirse los unos a los otros. No me quiero poner moralista ¡para nada! pero me daría nervios por no decir rabia ver a mi pareja frente a mí atinando con otra mujer u hombre o lo que sea. No se cada unos sabe dónde le aprieta el zapato.

Lo que me hizo pensar en este tema fue un dato que me dieron de un nuevo sitio web llamado Gleeden donde te puedes registrar y planear encuentros extramaritales. La idea es conocer personas de tu país o cualquier parte del mundo especialmente para “ponerle el gorro” (en Chile le decimos así a ser infiel) a tu pareja.

O sea que este tipo de infidelidad es buscada o a propósito, se convierte en una necesidad. Cuando los encuentros son casuales y la química fluye probablemente es complicado evitar lo que allí ocurre con esas dos personas, pero buscar con alevosía ser infiel a quien se supone que amas, yo como una opinión completamente personal preferiría ser soltera y seguir gozando de esas licencias.