Actualidad

“Luchar contra el cáncer de seno ha hecho que mi esperanza y fortaleza crezcan”, Patricia Guapas

En el año 2018, Patricia Guapas fue diagnosticada con cáncer de seno.

Su médico le explicó que se trataba de una patología que está aún en estudio a nivel mundial por el tipo de cáncer, uno muy raro y fuerte. Tras la biopsia correspondiente a un tumor en su seno le detectaron un cáncer triple mega activo y posteriormente se sometió a una mastectomía, es decir, perdió una de sus mamas.

Ella, una mujer dedicada a su profesión como productora y organizadora de eventos y coordinadora de seminarios, recuerda que previo a este capítulo le habían sacado unas pequeñas bolitas de agua de sus senos, le explicaron que se trataba de una cuestión hormonal, sin embargo, tras varios años volvieron a aparecer y una de esos “bultos” se convirtió en un carcicoma, un tumor de cáncer que fue detectado a través de una mamografía.

Hace 29 años Paty se separó de su esposo y el padre de su hijo, su vida social siempre ha sido muy activa por su trabajo y pese a su condición se ha dedicado a fortalecer su academia de baile. “Yo soy feliz al ver a mis alumnas bailar y brillar en los escenarios, eso es lo que me da vida y pues me emociona saber que sigo dando todo de mi”, nos cuenta.

Precisamente el día de esta entrevista había asistido a realizarse una quimioterapia por la metástasis que había invadido a su sistema óseo, sus padres la acompañaron y revela todo sobre cómo es vivir este tratamiento.

¿Cómo es la quimioterapia?

Patricia explica que este tratamiento en el que te inyectan líquidos para matar las células cancerígenas es muy fuerte y hay varios dependiendo de la patología de cada paciente.

“Esta es la cuarta vez que pierdo mi cabello, genial uno muy bello y hermoso antes de todo esto, pero yo misma decidí cortarlo totalmente con un peluquero cuando me explicaban de las consecuencias de la quimioterapia.

Sólo las mujeres realmente fuertes resistimos este proceso porque nos debilita, y es la única manera de contrarrestar el cáncer.

Hoy recibo la quimioterapia cada 21 días, en la pandemia lo hacía cada 8 días. Cuando voy al hospital (Eugenio Espejo) salgo muy hiperactiva y poco a poco sientes que tu cuerpo solo quiere descansar. Hay días que no puedo caminar y prefiero dormir.

Mi hijo, de 28 años es mi fuerza, siento que sigo viva por él. Me da la energía y está a mi lado alentándome en esta lucha. Los pensamientos negativos me invaden, he tenido depresión pero está en cada uno volver a sonreír, motivarse, verse al espejo y ponerse linda, yo tengo mucha fe y siento que eso me inspira a seguir, cumplo mi tratamiento religiosamente y tengo la esperanza de que todo cambie.

A todas esas guerreras les digo: no decaigan, no se dejen vencer. Si hay que hacer cambios pues de los hace. Y siempre luzcan hermosas porque todo, absolutamente todo depende de cada uno”, dice muy decidida.

Chichy Dance Place es el nombre de su escuela de baile, las niñas que motivan con sus movimientos inspiran a Patricia, ella no deja de soñar. Su cuidado prioritario es con ella misma, ha hecho cambios en sus hábitos alimenticios como dejar la carne y embutidos y su dieta se basa en vegetales y frutas. Tampoco consume azúcar y se reúne con sus amigas más cercanas para tomar un café.

Patricia sonríe y cada mañana se pone los “guantes de lucha” para frentear al cáncer que invade su cuerpo, sus ganas de vivir son infinitas y quiere que todas las personas que se identifican puedan salir victoriosos de esta enfermedad. 

Tags

Lo Último


Te recomendamos