Empoderamiento

Cómo criar niñas seguras de sí mismas y preparadas para un mundo cambiante

Es nuestra tarea educar a niñas con amor y confianza en sí misms

niñas seguras

Las niñas tienen hasta tres veces más episodios depresivos que los varones, lo que puede volverlas inseguras en su desenvolvimiento social, de acuerdo con un estudio realizado por la Administración de Servicios para Abuso de Sustancias y Salud Mental de Estados Unidos, por lo que el papel de padres y madres es esencial para ayudarlas a desarrollarse de forma saludable. 

La figura materna es decisiva en la formación de la personalidad de las más pequeñas, ya que la forma en la que actúa frente a su hija influye en gran medida en la conducta de la niña, de acuerdo al Centro de Psicología de Madrid.

Por otro lado, la figura paterna influye en la percepción que la menor tendrá de sí misma, dependiendo en ambos casos de la calidad del tiempo de convivencia y de la ausencia o presencia de ambas figuras de autoridad.

“Las niñas, al igual que los niños, tienen un papel muy importante en nuestra sociedad, y es tarea de los padres el contribuir a que las pequeñas puedan desarrollarse plenamente y consigan la igualdad e independencia futuras por las que tanto han luchado las mujeres en las últimas décadas”, señala Verónica Gutiérrez, creadora del  World Parenting Forum a realizarse el 9 y 10 de octubre con expertos de parenting, quien a continuación nos brinda algunas recomendaciones para para criar niñas más felices y seguras de sí mismas.

1) Romper con los estereotipos

En la mayoría de los casos, la imagen de las mujeres en los medios de comunicación suele tender a la sexualización o representa extremos que no cuadran con la realidad, además, a esto se suman los estereotipos de género destinados socialmente a las mujeres desde que son niñas, con los que se les impulsa a jugar determinados juegos o a vestir dependiendo de su sexo.

Ante eso, es importante reafirmar su individualidad y explicarles que pueden dedicarse a lo que deseen, así como vestirse y jugar como ellas lo prefieran.

Cuando son pequeñas es la oportunidad de enseñarles que los colores no tienen género o que ciertas actividades no son exclusivas para hombres o mujeres; los niños también deben aprender esto.

Las niñas se vuelven más seguras de sí mismas cuando no se sienten obligadas a tener ciertos gustos impuestos por su entorno, y cuando sus opiniones y preferencias son respetadas.

2) Motivación para alcanzar sus metas

Primero, sería importante guiarlas como padres para que aprendan a identificar las actividades que les gustan y motivan, y una vez que lo hagan, brindarles las herramientas necesarias que les permitan alcanzar sus sueños, siempre apoyando sus metas, y en todo caso, fomentando la educación, ya que ésta disminuye las probabilidades de sufrir violencia, casarse a temprana edad o convertirse en madre a una edad prematura, de acuerdo con el Banco Mundial.

Además, las niñas deben ser impulsadas a tomar sus propias decisiones para que se conozcan mejor e incluso aprendan de sus errores, siempre bajo la guía de los padres.

Esto puede iniciarse con pequeñas decisiones cotidianas, como la hora de la ducha, la elección de las prendas, etcétera. Esto no solo las volverá más independientes, sino también más disciplinadas, de lo que será posible aprender más en el World Parenting Forum.

3) Cuidar y amar su cuerpo

La forma en que la madre considera su propia apariencia determina, en gran medida, cómo se sentirá su hija sobre la suya. Un estudio realizado por la marca Dove en Reino Unido concluyó que las niñas pequeñas, de incluso 7 años, imitan las conductas maternas como meter la panza o describirse como gordas. 

“Es por eso que como padres, desde que nuestras hijas son pequeñas, debemos enseñarles a querer y a respetar su cuerpo. Para mantenerlas saludables podemos fomentar la sana alimentación y la práctica de diferentes actividades físicas y deportes. Correr, bailar, nadar y ejercitarse junto a las pequeñas reforzará el concepto de cuidado personal y alimentará su autoestima”, recomienda Verónica Gutiérrez.

4) Escuchar y dialogar 

Es importante fomentar su participación en el diálogo familiar, invitarlas a expresar sus ideas, temores y sentimientos, y hacerlas sentir escuchadas, esto las ayudará a crecer más seguras de sí mismas.

“Para criar hijas con una buena autoestima es importante generar espacios en donde puedan comunicarse de forma segura. Si desde que son pequeñas les enseñamos que su opinión es importante, crecerán sin miedo a decir lo que piensan o sienten y tendrán más posibilidades de convertirse en líderes”, finalizó Gutiérrez.

5) Estar atentos a los “micro momentos”

De acuerdo a Kasey Edwards, escritora y columnista feminista, para una entrevista de ABC: “hay muchos micro momentos en la forma en que se cría a las niñas, y lo han sido durante generaciones, que les quitan la confianza en sí mismas y la fe en sí mismas», por lo que como papás tenemos que estar atentos, prestar atención a si somos nosotros que de forma inconsciente podemos estar quitándoles la confianza, con qué situaciones, y qué personas podrían estar haciéndolo para actuar a tiempo. 

Además, menciona Edwards, que nos han enseñado a comportarnos y reaccionar en función de lo que piensan otras personas de nosotros. Por eso es importante el asegurarnos de que las niñas puedan vivir según sus valores y estándares, sin caer en el miedo al juicio. 

Durante el World Parentig Forum. se aprenderán más estrategias relacionadas a la mejora de la relación familiar mediante la comunicación.

____________________________

Parenting Global es la única plataforma global que brinda acceso a la mejor información que existe sobre paternidad en voz de especialistas internacionales con mayor reconocimiento, para que padres de familia puedan dar a sus hijos las herramientas, habilidades, hábitos y valores que necesitan para alcanzar su mayor potencial y ser felices. 
Tags

Lo Último


Te recomendamos