logo
Indonesia pondrá fin a las pruebas de virginidad a las reclutas de su ejército
Actualidad 11/08/2021

Indonesia pondrá fin a las pruebas de virginidad a las reclutas de su ejército

Pruebas ‘retrogradas’ y denigrantes.

Durante décadas, Indonesia les pidió a las mujeres que querían ingresar en cualquiera de las ramas de su ejército una prueba de virginidad que consistía en un examen con varios dedos para comprobar si el himen estaba intacto. Fallar suponía el rechazo de la aspirante y el fin de una posible carrera militar.

En algunos casos, el requisito se extendía a las prometidas de oficiales que debían pasar por el mismo proceso antes de casarse y demostrar que la delgada membrana adherida a la pared vaginal estaba intacta.

El test formaba parte de un análisis médico más amplío al que se somete a todos los candidatos y que tiene la intención de comprobar la salud del recluta.

Sin embargo, el examen ginecológico es solo para las mujeres, algo que durante años las organizaciones de derechos humanos han denunciado por ser abusivo y discriminatorio.

“Las “pruebas de virginidad” son una forma de violencia de género y es una práctica ampliamente desacreditada”, explica Andreas Hasorno, investigador de Human Rights Watch en Indonesia.

Muchas mujeres que hablaron con la organización no gubernamental dedicada a la defensa de los derechos humanos afirmaron que era un procedimiento doloroso. Ya en noviembre de 2014, la Organización Mundial de la Salud determinó que esta prueba “no tiene validez científica”.