logo
/ Unsplash
Actualidad 01/04/2021

Encuentra tu fuerza interior tras un suceso negativo

Por : Lorena Junco Margain

Esa poderosa luz que habita en tu interior realmente puede hacer la diferencia al momento de darle la vuelta a un suceso negativo en tu vida. La fuerza que te impulsa a mirar la situación con un cristal diferente y más objetivo, pero, sobre todo, sanador es una óptica que se crea desde el interior, desde el corazón.

¿Cómo podemos renacer y sanar tras una situación límite, una vivencia que nos ha provocado dolor físico y emocional? Todos hemos estado expuestos a esas vivencias.

A lo largo de nuestra vida somos protagonistas de sucesos caracterizados por la frustración, como algo que nos afectó, un obstáculo que nos venció, algún asunto sin aparente posibilidad de resolver, entre otros acontecimientos. Nuestra respuesta natural puede ser rencor, odio, resentimiento, pero estas sensaciones sólo nos ahogan más en la negatividad y nos impiden avanzar.

Te invito a hacer una introspección y encontrar esa fuerza motivadora para encontrar tu grandeza interior, un primer impulso para mejorar tu bienestar físico y mental. En mi libro En Camino a Casa Lotus (por lanzarse este año)reflexiono sobre el poder sanador que representa la paz interna, un trayecto que conduce al perdón, al cual defino como una elección de renovación personal. Te comparto estos puntos para develar tu fuerza interna, especialmente tras un suceso desfavorable.

fuerza interior
Unsplash

Autogestión emocional

Después de un episodio doloroso la inmediatez nos lleva a abrumarnos en un estado de desesperanza, sin salida y con brotes de enojo, tristeza o furia, incluso una mezcla de emociones diversas. Sin embargo, es el momento clave para sentirlas, reconocerlas y transformarlas. El poder de autogestión emocional radica en darles nombre y cabida en nuestro cuerpo, pero medir hasta qué punto les damos lugar y tiempo.

El proceso que nos lleva a transformarlas es el momento cuando elegimos canalizarlas a un punto positivo y aprender la lección que nos dan. Por ejemplo, la ira, como reacción de enfado ante la injusticia, nos puede enseñar a controlar dicha emoción y a actuar de una forma madura y equilibrada. Por otro lado, la sensación de vergüenza y culpabilidad que se genera cuando cometemos un error puede enseñarnos a no buscar culpables de la situación, sino más bien colocarnos en una posición de responsabilidad, de reconocer nuestras propias acciones y asumir conscientemente aquello que hicimos mal con el fin de mejorar.

Valioso pasado

Volver hacia atrás es encontrar un punto de apoyo, lecciones aprendidas, y ejemplos en los cuales hemos salido airosos de situaciones complicadas, desde lo más básico como resolución de problemas del día a día, hasta situaciones más complejas y delicadas. Esto nos abre una oportunidad y una fórmula para valorar que tenemos esas herramientas para sanar y hallar lo valioso de nuestra fuerza interior para sanar cualquier episodio que nos haya provocado un daño.

Asirse al pasado con alegrías que hemos experimentado, como momentos en familia o con amigos, son de gran ayuda para reconocer que la pasión por la vida también se enriquece de aquello que nos da fortaleza, como el amor de los nuestros.

fuerza interior
Unsplash

Energía selectiva

Como lo cito en mi libro: “Poner el cuerpo y el alma en armonía es la definición misma de la vida”. Esta frase hace referencia a determinar cómo nos queremos sentir y cómo deseamos avanzar. Hacer esa selección de emociones nos permite crear un entorno energético positivo. Cultiva tus gustos a manera de jardín: poda aquello que no te genera alegría y cuida con ahínco aquello que te provoca felicidad, atrévete a dar pasos hacia adelante como probar algo que active tu motivación como aprender un nuevo hobby. Por otro lado, rodéate de gente que te transmita energía positiva, que te escuche y te haga sentir bien.

Develar esa fuerza equivale a crecer, madurar y encontrar la paz interna. Ese entorno de seguridad y felicidad que se adereza de componentes como el amor de los nuestros, la pasión por la vida y por lo que nos gusta hacer, los valores aprendidos a lo largo de años y la elección de querer y gozar de plenitud, son factores que suman a ese halo de luz al final del túnel por el que todos alguna vez hemos atravesado.

*Lorena Junco es artista, coleccionista de arte, filántropa y autora de ‘En Camino a Casa Lotus’