logo
Denuncia joven venezolana / captura youtube
Actualidad 28/01/2021

Una chica de 18 años denunció que fue drogada y abusada sexualmente durante una supuesta entrevista de trabajo

La joven, de origen venezolano, contactó con el denunciado por Facebook.

Una joven venezolana de 18 años denunció que fue drogada y abusada sexualmente por un comerciante al que contactó horas antes por las redes sociales para una entrevista laboral, según fuentes de la investigación.

El hecho se registró el pasado sábado  fue citada a un local de la calle Paso al 600, en el barrio porteño de Balvanera, para realizar una entrevista laboral que había coordinado momentos antes por la red social Facebook.

Thais, la madre de la víctima, declaró a la agencia de noticias Télam que el acusado le pidió a su hija cenar el viernes para así “poder hablar sobre el trabajo”, pero su hija lo rechazó y acordaron verse el sábado por la mañana

Según el relato de la joven, durante la jornada de trabajo, el acusado le ofreció varias veces “un vaso de gaseosa o de jugo” que aceptó cerca del mediodía.

De acuerdo con su relato ante los investigadores, tras beber un vaso de agua comenzó a sentirse mareada, por lo que le envió un mensaje a su hermana explicándole la situación.

“Creo que el dueño de donde trabajo me drogó, porque me siento mareada”, fue el mensaje que le envió a través de WhatsApp, y también le dio la dirección en dónde se encontraba.

La hermana de la joven avisó de manera urgente a su madre, quien se encontraba cerca del comercio.

La mujer enseguida denunció el hecho, por lo que personal policial allanó el lugar y encontró el local con las puertas cerradas y la persiana baja.

Tras llamar varias veces, la policía ingresó, detuvo al hombre y hallaron a la joven tirada sobre una escalera en el fondo del comercio con el torso desnudo y supuestamente bajo el efecto de psicotrópicos.

“Estaba drogada, con la ropa sucia, el torso desnudo y colocada así nomás una remera del hombre. La encontramos con la ropa interior mal puesta, descalza y con los cabellos revueltos”, sostuvo la madre de la víctima.

La defensa aseguró que el acusado tenía arraigo en un domicilio fijo en la zona de Mataderos donde vive con su hermana “desde hace más de 14 años”, que” no tiene antecedentes penales ni condenas anteriores”, “trabaja en forma digna en su comercio”, dio  trabajo siempre a mujeres y” jamás tuvo problemas de este tipo” y  pidió, así, una caución juratoria.

Madre de la joven que denuncia

Esto fue rechazado por la fiscal, Silvana Russi, quien aportó que el denunciado, según “información de la causa”, no vivía el domicilio aportado en Mataderos.

No obstante, la jueza que llevaba el caso, Karina Zucconi, imputó al hombre por el delito de “abuso sexual simple” y le concedió la libertad, aseguraron las fuentes.

“No hay elemento alguno de momento que lleve a presumir que el acusado intentará eludir el accionar de la Justicia”, sentenció.

La madre de la joven expresó que su hija “está muy mal ” y actualmente recibiendo “asistencia psicológica”.

 

No te pierdas el video en