logo
Covid-19 / AgenciasAsí nos cambió la vida el Covid-19 en 2020
Actualidad 24/12/2020

Así nos cambió la vida el Covid-19 en 2020

La pandemia alternó nuestra forma de comunicarnos y nos demostró la vulnerabilidad del ser humano.

 

A finales de diciembre de 2012 y principios de este año comenzamos a leer y escuchar sobre un virus desconocido que estaba afectando a China y que había surgido en la comunidad de Wuhan. Casi todos lo tomamos como algo lejano a nosotros, pero nada más lejos de la realidad. El Covid-19 nos cambió la vida completamente.

El coronavirus comenzó a expandirse velozmente. Comenzamos a preocuparnos. Las autoridades de varios países empezaron a tomar medidas. Se cerraron mercados, eventos y todo lo que no tuviera que ver con salud. El coronavirus comenzó a ser el tema común del mundo entero y todos aprendimos a vivir con un tapabocas puesto.

1.- Producción global afectada por el Covid-19

China es una de las potencias mundiales. Allí se localizan las plantas de producción de importantes transnacionales. Apple y otros consorcios tuvieron que suspender temporalmente su producción. No fueron los únicos.

Los gobiernos a nivel mundial tomaron la medida de cerrar todos los locales comerciales para evitar la expansión más creciente de la pandemia.

Covid-19

Todas las empresas que no tuvieran relación con salud y alimentos tuvieron que ser cerradas.

2.- Un confinamiento obligatorio

Debido al Covid-19 nos vimos obligados a quedarnos en nuestras casas. Salir solo lo necesario y con tapabocas puesto. Aprendimos a vivir desde nuestras casas y a ver el mundo por la televisión.

Muchos nos sentíamos frustrados ante la imposibilidad de trabajar y el encierro y el miedo se apoderaron de gran parte de la comunidad mundial.

Simplemente, teníamos miedo de salir, contagiarnos y fallecer por un virus que hasta el día de hoy no ha tenido una solución mundial.

Covid-19

Nos vimos obligados a vivir un confinamiento preventivo que nos aisló del mundo.

3.- Nuestras formas de comunicarnos y entretenernos

Atrás quedaron los salones de fiestas y las reuniones con amigos. El Covid-19 nos llevó a cambiar la forma en que nos comunicábamos con nuestros seres queridos. Solo llamadas por teléfono o videollamadas mediante las computadoras o tablet eran nuestra forma de saber de los otros. Aprendimos a comunicarnos mediante una pantalla y el contacto físico quedó completamente desplazado.

También tuvimos que acostumbrarnos a ver más televisión, porque encerrados era la única forma de asegurar nuestras vidas. Los videojuegos y las redes sociales también aumentaron su flujo. Nos conectamos a través de Instagram, Twitter y Facebook para darle a conocer que estábamos bien, a pesar de todo.

Covid-19

Nuestras formas de comunicarnos con nuestros seres queridos cambió radicalmente.

4.- Se incrementó el teletrabajo

El mundo no podía vivir paralizado ¿Cómo podrían sobrevivir las empresas si no buscaban una alternativa laboral? Entonces surgió el teletrabajo como mecanismo de seguir produciendo.

Nos comenzamos a acostumbrar a enviar informes, sacar cálculos o redactar artículos y enviarlos a nuestros jefes desde las casas. Hasta los reporteros de televisión transmitían las noticias sentados en la mesa de su hogar.

Covid-19

El teletrabajo se incrementó con el Covid-19.

5.- Suspensión de conciertos y partidos deportivos

La música y el deporte fueron otro de los sectores golpeados por el Covid-19. Se suspendieron conciertos y partidos deportivos. Nada que representara aglomeración de personas podía ser positivo para la pandemia. Solo haría que las posibilidades de expansión crecieran más.

Las celebridades se mantuvieron en contacto con su fanaticada a través de las redes sociales y, se puede decir, que las usaron más para compensar la falta de presentaciones públicas.

Este no ha sido un año fácil. El Covid-19 transformó nuestras vidas en 2020 y se podría decir que para siempre. Aprendimos a vivir con miedo, vimos seres queridos morir, nos enfermamos y aislamos. Nos dimos cuenta de la vulnerabilidad que nos acompaña y aun finalizando el año la pesadilla no ha terminado: el virus muta a más rapidez que la que tienen los expertos en encontrar una cura.

 

Más de este tema:

 

Te recomendamos en video: