Mommy and Daddy un emprendimiento que muestra el lado real de ser padres

Sobrevivir a una cuarentena siendo mamá, empresaria, esposa e influencer no ha sido una tarea fácil para Johana Galindo, no obstante, esta mujer polifacética tiene claro que, como todo en la vida, es cuestión de actitud, de ser organizada y de aprovechar cada minuto al máximo, pues además para nadie es un secreto que en esta época el trabajo aumentó y los pequeños de la casa necesitan más de su mamá.

“He tenido que tener mucha disciplina, y más porque los niños necesitan mucho de mí y las tareas del hogar no dan espera, entonces hemos creado tareas para todos en pro de alivianar el trabajo de la casa. También he dedicado mucho tiempo a encontrar nuevas actividades que sean fuera de línea para los cuatro porque pasamos todo el día conectados en el trabajo y en el colegio, entonces tratamos de hacer otras cosas en los ratos libres que son pocos”, aseguró Johana sobre el desafío de llevar la cuarentena con trabajo y familia.

Para esta mujer auténtica ha sido un proceso hacerles entender a las personas que, el hecho de tener una “actitud diferente” frente a la vida, no deja de lado las responsabilidades de una mamá normal, pues también lleva a sus pequeños al colegio, cocina y trabaja, sin embargo, sabe que por encima de todo está su felicidad, ya que si ella no es feliz con lo que hace, no se lo puede transmitir de la misma manera a su familia.

Por su estilo, para esta empresaria e influencer ha sido todo un reto sobrellevar las críticas de aquellas personas que creen que, por ser mamá de dos pequeños, debe ser más “recatada”, pues en muchas ocasiones quienes la rodean no han estado de acuerdo con lo que hace, pero esto no ha sido un obstáculo para luchar por lo que quiere lograr.

Johana siempre ha buscado marcar la diferencia y aportar contenido de valor a otras mamás en su papel de bloguera, pero sobre todo lo hace con responsabilidad, mostrando la parte divertida y real de ser madre, pues se ha caracterizado por ser muy cuidadosa a la hora de elegir los temas de los que quiere hablar en sus publicaciones, ya que es consciente del impacto de esta información en otras vidas.

“Yo les cuento mis experiencias, cómo nos divertimos, qué les enseño, cómo hago el acompañamiento de su día a día, y aun así cometo errores un montón seguramente, pero eso es la maternidad real”.

Después de Johana convertirse en mamá, sintió la necesidad de mostrarles a otras mujeres la importancia de redescubrirse y luchar por retomar sus metas personales, pues ella había renunciado a la agencia en donde trabajaba para criar a su hija, pero sentía que algo le faltaba, no se sentía plena y necesitaba continuar con su vida laboral, por lo que fue ahí que decidió iniciar este camino llamado HelloMommyAndDaddy. Su sueño siempre ha sido inspirar a otras mujeres y poderlas apoyar desde su propia experiencia.

“Con este propósito cree HelloMommyAndDaddy. Con el tiempo comencé a compartir las ilustraciones y una que otra anécdota de mi vida junto a ellos, quería tener un sitio donde los papás pudieran encontrar lugares divertidos para visitar con los pequeños, mostrarles actividades para todos, por eso es ser un papá no convencional, poder hacer tu hijo parte de tu vida sin dejar de hacer nada de lo que te apasiona, montar bicicleta, ir a cine, salir a comer y visitar lugares divertidos”, puntualizó.

Sin embargo, esto no es todo, pues Johana también es creadora de La Banana Pink, un espacio en donde le da fuerza a temas más enfocados a mujeres, cuidado personal, ideas, manualidades, su perspectiva sobre productos, películas, series; pero todo esto con una reseña real, ya que trata de contar la experiencia después de vivirla y no solo por rellenar la página y ya.

“No soy diferente a nadie de mi generación, de eso me doy cuenta todos los días, tal vez la diferencia está en que lo comparto a diario, es mi día a día”, aseguró.

Finalmente, y al estar tan involucrada en internet, esta mujer regala un consejo para cuidar a los más pequeños de la casa de las redes sociales; iniciando por dejar las reglas claras desde el principio, hasta ser la principal fuente de información de sus hijos.

“Frente a los videos y los contenidos que consumen, tratamos de discutir siempre lo que vieron, muchas veces hemos llegado a la conclusión juntos de que no vale la pena perder el tiempo viendo algunas cosas y hemos encontrado actividades que terminan volviéndose hobbies muy divertidos. Por estos días les estoy enseñando a ilustrar en el compu, (soy diseñadora gráfica de profesión) y mucho del contenido que buscan está enfocado en cómo aprovechar mejor la herramienta, entre otras muchas cosas que estamos aprendiendo a hacer, porque claramente la idea es que aprendan a darle buen uso a la red y que entiendan todo el potencial que esta puede tener si se aprovecha bien”, puntualizó la influenciadora.