En Ecuador no cesa la brecha salarial entre hombres y mujeres

El Instituto Ecuatoriano de Estadísticas y Censos (INEC), indica que en el país esta brecha salarial entre hombres y mujeres es del 15.2%. La abogada Dolores Vintimilla hace un análisis del tema.

Por Ab. Dolores Vintimilla

Durante siglos las mujeres hemos tenido que enfrentar varios retos y más aún cuando nuestro oponente es una sociedad machista, oponente a quien hemos tenido que demostrar que somos perfectamente capaces de asumir cualquier rol, que nacimos para ser y hacer cosas grandes y que somos igual de capaces que los hombres para ocupar un determinado puesto de trabajo, tanto en el sector público como privado y así lo hemos ido demostrando a través de los años, ocupando un lugar en la política, desempeñándonos en altos cargos en empresas, en el gobierno, creando nuevos emprendimientos, generando nuevas fuentes de trabajo y sin descuidar nuestro papel de madres y amas de casa.

A pesar de habernos ganado un puesto histórico, y de la evolución de la sociedad, hoy por hoy en pleno año 2020, en el Ecuador existe todavía una discriminación en contra de nosotras las mujeres.

Esto se puede ver reflejado en la existencia de una brecha salarial en relación al género; según el Instituto Ecuatoriano de Estadísticas y Censos (INEC), indica que en el país esta brecha salarial entre hombres y mujeres es del 15.2%, mientras una mujer es contratada para realizar las mismas tareas en su trabajo que un hombre, gana $0,83 centavos de dólar, un hombre gana $1; de igual manera según información remitida por la Superintendencia de Compañías, solo el 32% de empresas nacionales son direccionadas por mujeres.

Al entrevistar a varios empleadores, estos han manifestado que prefieren contratar a hombres sobre mujeres, en razón de que las mujeres al embarazarse y ser madres por ley se les otorga un permiso de maternidad por el lapso de tres meses, mientras que a los hombres se les otorga un permiso de 15 días, de igual manera la ley garantiza la lactancia del menor al disminuir la jornada laboral para hacer uso de este derecho, durante este tiempo la estabilidad laboral de la madre se encuentra asegurada por ley.

brecha salarial

Este tipo de circunstancias han llevado a los empleadores a discriminar el trabajo de una mujer, haciendo de menos nuestras capacidades, y nuestra entrega en el entorno laboral, provocando este tipo de discriminaciones que muchas veces no pasan de una expectativa, es decir, el empleador toma esas decisiones esperando de que por ley de vida una mujer siempre va a ser madre, cuando en realidad varias mujeres han tomado la decisión de no tener hijos a fin de dedicarse única y exclusivamente a sus carreras.

Esta situación se ha visto agravada con la pandemia del COVID-19, ya que producto de la crisis económica mundial en la que vivimos, en la cual varios empleadores se han visto en la obligación de prescindir de los servicios de varios trabajadores, al momento de tomar una decisión se han inclinado por despedir en mayor parte a mujeres que a hombres.

A fin de erradicar este tipo de discriminación debemos entender como sociedad que las mujeres tenemos el derecho de ser tratadas por igual, que valoren nuestras capacidades y nuestros logros por ser quienes somos y no en razón al genero que pertenecemos. Y como estado es necesario la implementación de políticas publicas a fin de erradicar la discriminación y fomentar la igualdad en el sector laboral.

Sobre Dolores Vintimilla

Dolores Vintimilla es abogada de los tribunales de justicia y licenciada en ciencias sociales. Especialista en derecho penal y litigación oral y master en derecho penal económico, Dolores es CEO y socia fundadora de Invictus Law Group y ferbiente defensora de los derechos de las mujeres y de la equidad de genero.