Revelan detalles del fallo que determinó traslado de Hernán Calderón a recinto penal

Tras la audiencia de apelación de medidas cautelares, el joven fue trasladado a la cárcel Santiago 1

La tarde del jueves, la Corte de Apelaciones ordenó que Hernán Calderón cumpla su prisión preventiva en la cárcel Santiago 1. La decisión fue tomada tras la audiencia de apelación de medidas cautelares para el joven de 23 años, quien fue formalizado el pasado 18 de agosto por el delito de parricidio frustrado.

Hernán Calderón se encontraba cumpliendo la medida cautelar en la clínica psiquiátrica El Cedro, en la comuna de La Reina. Sin embargo, tuvo que ser trasladado al recinto penal, en donde tendrá que permanecer 14 días en cuarentena en el Área de Salud Ambulatoria, siguiendo las medidas sanitarias tomadas por dicho recinto debido la pandemia.

El fallo

Durante la audiencia se revisaron los antecedentes psiquiátricos del joven, realizados en el centro de salud y se concluyó que "en relación a la naturaleza de la medida cautelar, lo que ha de elucidarse es la necesidad y proporcionalidad de ésta en relación con los eventos indagados y la peligrosidad del imputado. En tal entendimiento, no es posible soslayar la multiplicidad de hechos ilícitos acaecidos y que han motivado la formalización -daños, amenazas y lesiones en contexto de violencia intrafamiliar, parricidio frustrado e infracción a Ley de Armas- además de las circunstancias que los rodearon, las conductas reiterativas y la gravedad de la pena asignada a éstos en conjunto".

Además, "los altos niveles de impulsividad del imputado, sin indicadores de psicopatía, lo que incluso se desprende de la propia documentación aportada por la defensa y que se manifiesta en la concretización de los hechos delictivos, son antecedentes que conducen a estos sentenciadores a decidir que la libertad del imputado representa un peligro para la seguridad de la sociedad y de la víctima, motivo por el cual se mantiene en esta parte la decisión en alzada, desatendiéndose en lo demás las sugerencias contenidas en los informes médicos, en especial el de 25 de agosto, en tanto se trata de prueba producida y costeada por la propia parte que quiere servirse de ella".

"Si bien presenta rasgos de personalidad alterados, no son constitutivos de una patología mental que amerite, justifique o propicie la internación en un centro psiquiátrico de aquellos establecidos por la ley al efecto, habiendo incluso la defensa descartado la aplicación de lo previsto en el artículo 458 del Código Procesal Penal", agrega.

Por este motivo, la Novena Sala del tribunal de alzada dispuso el ingreso de Hernán Calderón a un recinto penitenciario y revocó la decisión del Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago.

Sigue leyendo