La declaración de Kel Calderón en el caso de Hernán Calderón: "Intentó amputarle la mano"

El fiscal del caso dio a conocer la declaración realizada por la hermana del imputado

Este martes se realizó la formalización de Hernán Calderón, por el delito de parricidio frustrado tras atacar a su padre, del mismo nombre, el pasado 11 de agosto.

Durante la audiencia el fiscal del caso, Omar Mérida, expuso los hechos y presentó algunas declaraciones, como la realizada por la hermana del imputado, Kel Calderón.

La declaración de Kel

En el documento leído por el fiscal, la egresada de Derecho comenzó describiendo a su hermano, indicando que "él se empezó a interesar por la vida 'Rápido y Furioso', teniendo admiración por ese tipo de vida. Comenzó a tener armas, mariposas, manoplas y municiones. Ingresó a un club de tiro y comenzó a configurar una personalidad de gánster, mostrando dinero y siempre zafando por problemas con la autoridad con la intervención de su padre. Tiene una fijación con Pablo Escobar y Chapo Guzmán".

"Su primera arma la tiene desde pequeño, a los 12 o 13 años. Usaba manoplas, cortaplumas, mariposas. En el colegio se agarraba mucho a combos", agregó, para luego explicar que él siempre decía que "se moría de ganas de agarrar a combos a otro hueón (sic)".

En torno al episodio ocurrido el pasado 11 de agosto, Kel Calderón explicó que "mi padre dice que intentó amputar su mano". "El día del parricidio (frustrado) recibo llamados de la pareja de mi padre que no respondí y un amigo de mi papá me dice que está internado en la clínica. Llamo a mi madre, se enoja, me insulta y me corta. Voy a la casa de mi padre y me cuenta que Hernán Junior intentó amputarle la mano, me cuenta que lo intentó acuchillar y que tenía múltiples lesiones".

"Yo tomé fotografías de las manchas con sangre y recogimos la funda del arma que se le quedó a mi hermano. Ahí hablé con mi padre y él entre lágrimas me reconoce el episodio del arma y cuando le destrozó el departamento", agregó. El hecho al que aludió la joven, ocurrió meses atrás, cuando el joven abordó a su padre mientras este se daba un baño de tina.

Episodios de violencia

Posteriormente, el fiscal leyó dos hechos de violencia relatados por Kel Calderón, vividos por su padre a manos del joven de 23 años. Uno de ellos ocurrió el pasado 5 de junio, cuando "Hernán (hijo) y Rebeca (su pareja) tuvieron un episodio de violencia. Rebeca baja con sus bolsos y mi padre la ayuda y le señala 'que sea la definitiva ya que van y vuelven constantemente"".

"Ella dice que con Hernán Junior no vuelve más. Hernán (padre) en contexto de broma le dice que Hernán Junior es la réplica, que él nunca la trataría así. Ante ello, Hernán (hijo) sube indignado a la pieza donde mi papá estaba duchándose, va a su habitación, saca un arma de la caja fuerte. Entra a la pieza y le dice a su padre 'con vos vengo a hablar conchetumadre' y le pone el arma en el pecho y le dice 'así te quería pillar conchetumadre, ahora sí que te mato' (sic)", agregó.

"Mi padre lo intentó calmar y Hernán Junior dice que él (su padre) le había mandado mensajes de connotación sexual a su mujer y mi padre le dijo '¿cómo se te ocurre Hernán?'. Le vuelve a poner el arma en el pecho, le dice Hernán (padre) 'dispara poh' y Hernán cambia de dirección en el último minuto y deja la bala incrustada en el espejo", continuó.

El otro hecho, ocurrió cuando "Hernán vuelve a la casa y le pide que le deposite. No puede transferirle y le dice que será en tres partes. Se va al living y raja todos los cuadros con una corta pluma, rompe las vasijas de flores, lámparas y sillas. Mi padre lo echó y le da golpes de puños y le dice 'mira como te saco la chucha (sic)'. Le da rodillazos en la nuca y le raja como 20 ternos".

Sigue leyendo