Hugo Bustamante: el "Asesino del Tambor" es detenido por el homicidio de Ámbar Cornejo

La pareja de la madre de la joven fue detenido por su presunta responsabilidad. En 2016 había obtenido la libertad condicional tras ser indultado.

"Hay una persona detenida por el homicidio calificado de Ámbar: don Hugo Bustamante".

Con esas palabras la fiscal María José Bowen confirmó que, tras ocho días de búsqueda, se encontró sin vida a la joven de 16 años Ámbar Cornejo. De acuerdo a los detalles entregados por la persecutora, fue la madre de la joven quien reconoció que su pareja, Hugo Bustamante, dio muerte a la menor. 

Encuentran a Ámbar: fiscal asegura que la madre confesó que Hugo Bustamente fue el autor del crimen

La fiscal María José Bowen indicó que el imputado "no ha declarado, hizo uso de su derecho de guardar silencio".

Si bien el presunto autor del homicidio aún no ha entregado su testimonio, tras las diligencias realizadas por el Ministerio Público y la PDI, fue detenido por los efectivos. El cuerpo de Ámbar, según detalles entregados por el director general de la PDI, Héctor Espinosa, fue encontrado al interior de un cooler enterrado en el patio de la vivienda de Bustamante.

Pero no es la primera vez que este hombre deberá enfrentar a la justicia. En 2005 fue condenado por el asesinato de Verónica Vásquez Puebla, quien en ese entonces era su pareja, y por la muerte del hijo de esta. 

Por ese caso recibió el apodo de "el asesino del tambor", pues intentó ocultar sus delitos depositando ambos cuerpos al interior de un tambor metálico con cal, agua y yeso.

Bustamante fue condenado a 15 y 12 años de presidio por ambos asesinatos, pero accedió al beneficio de libertad condicional. Sólo completó 11 de los 27 años de condena a los que fue sentenciado.

Previo a salir en libertad, Bustamante dio una entrevista a Carlos Pinto en "Mea Culpa", y compartió su testimonio. Ahí, reconoció que de obtener la libertad, "no podría decirle que es imposible volver a vivir una situación parecida".

Dijo sentir angustia respecto de no tener certeza si ante una situación estresante podría "explotar" de la misma forma que en 2005.