PionerasDev, la organización premiada por acercar a las colombianas a la tecnología

Este grupo de desarrolladoras ganó el premio mundial de la compañía de tecnología, Open Community Grant, por enseñar a las mujeres colombianas sobre programación. Así se conformaron.

Si bien hay más mujeres en la tecnología, estas siguen siendo notables excepciones.  En las áreas STEM (siglas de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas en inglés) hubo más de 41 mil graduadas, no es una cifra promisoria: para ese año solo había un nivel del 30.6% de participación femenina en esta área a nivel tecnológico y por consiguiente, más exclusión en los mercados educacionales y laborales. PionerasDev, la organización premiada por acercar a las colombianas a la tecnología

Teniendo eso en cuenta, Marian Villa y Juliana Gómez, que venían de comunidades y grupos de estudio en Medellín  querían seguir aprendiendo y también seguir dando contenido a las mujeres interesadas en el lenguaje de programación. Cuatro años después, su organización, con 1200 miembros, se enfoca en enseñar código a muchas mujeres que incluso no tenían oportunidades ni siquiera laborales. Y esta labor ha sido reconocida por IBM, que les ha dado 50 mil dólares para invertir en su proyecto y que podrán ser usados en fondos para la computación en la nube y también en efectivo. 

PionerasDev, la organización premiada por acercar a las colombianas a la tecnología

 

“Juliana y yo no éramos técnicas, estábamos en proceso de aprendizaje. Quisimos seguir estudiando y esto se creció porque Medellín Joven, programa de la alcaldía en aquel momento, nos envió un correo y dijo que las mujeres que quisieran aprender programación se unieran a Ruta N. Llegaron 250 mujeres que pensaron que era un curso para abrir redes sociales, por lo que hubo una deserción orgánica y natural. Quedaron aproximadamente cincuenta mujeres. Juliana decidió continuar su proyecto en la ruralidad, está en Ulloa. Al tomar yo el liderazgo de Pioneras comenzamos con las reuniones mensuales de programación y luego, para crecer, contamos con nuestra personalidad jurídica. Creamos un crowdfunding, necesitábamos mil dólares en un mes y lo logramos en una hora. Ya estamos en varias ciudades del país”, le cuenta Marian a Publimetro.

Pioneras enseña desarrollo, código abierto, así como frameworks como Angular y React, y claro, habilidades en HTML y JavaScript, con varias modalidades de aprendizaje. La plataforma es abierta y libre, inicialmente enfocada a mujeres de 14 a 28 años, pero hay historias que muestran que el empoderamiento a través de la tecnología es para todas. “Gloria tiene 60 años, hace arepas. Fue por aprender de redes sociales, pero aprendió programación, ya hizo su primer proyecto. O Lorena, que trabajaba en un call center ganando el mínimo, con tres hijos y con la programación ya comenzó a ganar en dólares en su primer trabajo remunerado”, explica Marian.

Hay varios niveles de aprendizaje dentro de Pioneras: meetups mensuales, talleres cortos e incluso un bootcamp, un curso de tres  meses. Asimismo, uno de los proyectos de la plataforma se llama Mentor, donde se hace un match entre personas que quieran aprender y otras que quieran donar su tiempo y conocimiento. Y en épocas de pandemia y virtualidad, la mujer que quiera ir debe estar atenta a los eventos en redes sociales y luego relacionarse para entrar a chats. Incluso el curso de programación básica de Platzi es un buen comienzo para aquellas mujeres que ya han avanzado por su lado con sus proyectos y quieren seguir profundizando.

¿Por qué principalmente mujeres? 

Es la pregunta que suelen hacerles, a pesar de las cifras de desigualdad de género en el mercado laboral y sobre todo en los espacios de tecnología. Y si bien los hombres pueden asistir, deben llevar una mujer con ella. “Les pedimos que vayan con una mujer, así ella no haya escuchado de esto jamás, para que al menos le pique la curiosidad. Y de esta manera también protegemos a las mujeres que van para darles un espacio seguro. Pensamos siempre en que la mayoría de nuestras asistentes deben ser mujeres, un 70% de mayoría sería lo ideal”, añade Marian. “Y sí, se necesitan programadores, pero también espacios diversos y de esta manera acortamos la brecha de hombres y mujeres en el mundo de la tecnología y programación. Y la brecha incluso se ve en nuestros eventos: en uno donde tuvimos 700 inscritos, 528 eran hombres”, afirma.

View this post on Instagram

POPAYÁN – Así comienza una historia. #WomenInTech

A post shared by PionerasDev (@pionerasdev) on

Por ahora, lo que planean es priorizar sus proyectos y sacar adelante su primera conferencia enfocada en género, tecnología, programación y liderazgo, “Pionera Conference” que estaba programada para este año y que se realizará en Cartagena en 2021, donde también contarán la historia de 52 mujeres que obtuvieron oportunidades a través de la programación. Asimismo, quieren financiar su workshop en la ruralidad, entre otras determinaciones que seguirán fortaleciendo su proyecto. Hay que recordar que esta es la primera plataforma latinoamericana en ganar este reconocimiento.

 

Si quiere unirse a Pioneras, puede enlazar en: https://.en.pionerasdev.co