logo
Consejos para cuidar a tu gato del calor del verano. / Agencias6 consejos para salvar a tu gato del calor este verano
Actualidad 09/06/2020

6 consejos para salvar a tu gato del calor este verano

Asegúrate que tu mascota pueda sobrevivir a esta temporada

Llega el sol y las altas temperaturas. A los gatos les encanta tenderse a recibir los rayos solares, pero ¡cuidado! Pueden sufrir un golpe de calor. Estos animales son muy propensos a este padecimiento mortal, por eso hay que tomar precauciones. Te damos cuatro consejos para salvar a tu peludo del calor este verano.

1.- Mantén un ambiente fresco en tu hogar

Es importante que tu gato salga a dar un paseo y disfrute del verano. Pero con el calor que hace también es fundamental que mantengas un ambiente fresco para cuando llegue a casa. Puedes mantener encendido el aire acondicionado o colocar un ventilador que lo refresque. Cierra las persianas en las horas en que haya más altas temperaturas y abre las ventanas.

2.- Que no le falte el agua

Asegúrate de mantener agua fresca siempre cerca de tu mascota. Los gatos tienden a deshidratarse con las altas temperaturas y por eso van a requerir de más líquido de lo normal. Está pendiente de que cuente con el vital líquido durante todo el día.

3.- Hielo

Si notas que tu gato tiene calor lo que es normal, trata de enfriar el agua que bebé. Una manera efectiva de hacerlo es echar un cubito de hielo en su taza regular. De esta manera se mantendrá en fresca durante más tiempo.

5.- Cepíllalo con frecuencia

Como el vestido de nosotros los humanos, el pelaje de los gatos también les ocasiona calor. Lo más recomendable es que cepillemos a nuestra mascota diariamente para quitarle la mayor cantidad de pelos posible.

 

6.- Paséalo en horas convenientes

Las horas picos de calor son al mediodía. Si quieres pasear a tu gato lo mejor es que lo saques en las mañanas bien temprano o en las tardes cuando ya la intensidad del sol haya bajado.

Lee también: Investigadores chinos advierten: gatos están expuestos al contagio del coronavirus, pero los perros no tanto