De rodillas oficiales pidieron perdón a protestantes por la muerte de George Floyd

El afroamericano fue asesinado en un acto de abuso policial que indignó al mundo entero

La muerte del afroamericano George Floyd en Estados Unidos causada por un policía no deja de causar indignación. Este fin de semana un grupo de manifestantes realizó una protesta al sur de la Florida. Lejos de ser rechazados, los oficiales del condado de Miami los recibieron de rodillas y rezaron junto a ellos.

Como se recordará, George Floyd murió luego de que un policía se arrodillara sobre su cuerpo. El vídeo, donde se ve inerte el oficial y George pidiendo piedad fue grabado y escandalizó al mundo entero. Incluso, decenas de artistas se pronunciaron sobre el acto evidentemente racista.

El policía fue grabado mientras asfixiaba al afroamericano El policía fue grabado mientras asfixiaba al afroamericano. - Agencias

La protesta convocada en la ciudad de Coral Gables no fue igual a las realizadas en el sur de la Florida. Como un gesto de compresión y de apoyo los agentes de la Asociación de Jefes de Policía de Miami-Dade se hincaron de rodillas al llegar el grupo de manifestantes pidiendo justicia.

“No puedo respirar”

Los manifestantes portaban carteles con la frase “No puedo respirar”. Esto era lo que le decía George Floyd al agente mientras era asfixiado sin piedad por la rodilla del oficial blanco de Minneapolis, Minnesota, durante un controversial arresto.

Kylie Jenner devastada por el racismo teme por la vida de su hija Stormi

La famosa celebridad teme por el futuro que tendrá su hija.

Al ver la acción de los policías arrodillados, los protestantes también se arrodillaron. Muchos lloraron. Se trató de un evento nunca antes visto en la historia estadounidense. Luego, tanto policías como manifestantes se pusieron a rezar arrodillados por el eterno descanso del afroamericano fallecido.
Las protestas han sido tan fuertes que el alcalde de la ciudad, Francys Suarez decretó toque de queda para el domingo a partir de las 8;00 de la noche. No obstante la medida, los disturbios provocados por la muerte de George Floyd continuaron. Incluso, hubo arrestos y la policía pudo constatar que entre los protestantes habían asistidos personas de diferentes ciudades para exigir justicia.

 

Lee también: Tolerar el racismo es racismo y es momento de parar

Te recomendamos en video: