Anonymous: quiénes son y cómo opera la red que revela secretos gubernamentales y empresariales

No puedes destruir una idea.

Hace ya más de una década que Anonymous toma internet por sorpresa, atacando gobiernos y organizaciones grandes, revelando secretos, planes o tirando abajo iniciativas.

¿Pero quiénes son y cómo operan? Sucede que esa es una respuesta más compleja de lo que muchos creen, porque todos somos Anonymous, y nadie lo es a la vez. Sí, suena raro, pero esto opera bajo el principio del anonimato (por eso su nombre) en la red.

No existe una cabeza visible o un cuartel general de Anonymous. Han existido lineamientos, como describimos aquí mismo hace una década ya, pero no encontrarás a alguien "a cargo".

Pongámoslo más en simple: un trabajador de informática de alguna empresa grande encuentra algo perturbador y que simplemente no está bien. Sabe que al entregar esto perdería su empleo, por lo que decide tomar las medidas de seguridad necesarias, usar el avatar de Guy Fawkes y revelar en un image board o red social lo que está pasando.

Este ser puede que nunca haya cruzado palabra alguna con los que están, en este momento, tirando abajo la administración Trump, porque Anonymous es una idea, un recurso.

Evidentemente existen grupos organizados de hackers o de gente con alto conocimiento en informática que ha usado a Anonymous como bandera para divulgar información, pero si los atrapan, no vas a desarmar a la "des-organización". Puede que el mundo del entretenimiento, Hollywood y más hayan pintado esto de mala manera, a su conveniencia, pero mientras haya alguien interesado en revelar secretos, esto seguirá existiendo.

Dado lo anterior, organizaciones y países no han podido detenerlos, su enfoque se basa en desmantelar grupos organizados y Anonymous como tal no lo es.

Hay quienes los consideran un peligro, pero no saben que eso que ellos ven como una amenaza, es probablemente el vecino, harto de abusos, mientras que otros ven este recurso como un bastón de la democracia moderna.

Cada quien tendrá su punto de vista, pero nos guste o no, Anonymous probablemente tenga para mucho rato más.

Te recomendamos en video: