El escándalo del doctor Rubén Mühlberger, el médico de los famosos con irregularidades en sus tratamientos

El doctor fue detenido el jueves pasado por anomalías en su clínica

EL doctor Rubén Mühlberger fue detenido el pasado jueves tras un allanamiento en su clínica, que tenía sin habilitación en el barrio de Retiro.

Se comprobó que Mühlberger, suminstraba medicamentos vencidos que afectaban a la salud de los pacientes.

El doctor, atendía a famosos como Charly García, Diego Maradona y a otras celebridades.

El médico, aseguraba que tenía el antiviral para el Covid-19.

Asimismo,  prometía ofrecer "el único nutracéutico con la cantidad de oligoelementos y vitaminas para bloquear los virus del Covid-19".

Las denuncias se habían realizado contra el "Consultorio de Estética del Dr. Mühlberger" por diversas irregularidades.

Por este motivo, efectivos del Departamento Delitos contra las Personal y de la División Delitos contra la Salud realizaron una inspección en el lugar y además de detenerlo, clausuraron su consulta.

Rubén Mühlberger Rubén Mühlberger con Marcelo Polino, uno de los muchos famosos que solicitaban sus tratamientos. - Instagram

A lo delitos cometidos, se le sumaba la violación de la cuarentena preventiva y obligatoria decretada por el Gobierno para evitar la propagación del coronavirus.

La detención fue obligada por la fiscal Valeria Massaglia.

Actualmente, Mühlberger cumple prisión domiciliaria.

Tras el escándalo, han salido a la luz fuertes testimonios de algunos pacientes y personal de su clínica.

El recepcionista de la clínica de Mühlberger, Juan Roccabruna , denunció amenazas.

"Subí unas historias a mi Instagram mostrando parte del allanamiento y al rato me llamó una doctora y me dijo que tuviera cuidado porque me podía pasar algo", reveló el joven a Intrusos .

Roccabruna, contó algunas de las excentricidades del doctor y dijo que en la entrevista le preguntaron si era homosexual, "porque ser gay es excluyente para ese puesto".

Cuando fue contratado y conoció a  Mühlberger, narró que le leyó la mano y que le dijo que era "un rey sin corona".

También, que "cuando uno ama a alguien y lo admira tiene que aprender de esa persona y que tenía que leer sus libros".

Según Roccabruna, el médico le prometió que "a su lado podía crecer e iba a tener todo lo que había soñado.

Roccabruna dio a conocer muchos detalles del funcionamiento de la clínica.

"A nadie se le cobra igual, sobre todo si saben que son gente de dinero. Cada uno tiene un presupuesto distinto. Hay una lista de precios pero hay diferentes descuentos. La clínica es como una burbuja y hay dos consultorios restringidos que es donde el doctor hace los procedimientos", confesó.

Mülhberger, proclamaba que tenía el antiviral para el Covid-19 y fue el momento en el que Roccabruna vio "contradicciones".

El recepcionista especificó que cobraba 4500 pesos el frasco de 60 pastillas, que duraba un mes, porque recetaba tomar dos al día.

Roccabruna, describió que "cuando había pacientes nerviosos por algún retraso, les daban té rojo con algunas gotitas de clonazepam" .

Claudia Krumps, una paciente transexual del doctor también se animó a declarar sobre sus subversivos tratamientos.

"Me hacía un proceso de horminización natural llamado orinoterapia", dijo en el programa Nosotros a la Mañana.

Este tratamiento, consistía en beber pis de mujeres que dejaron de menstruar.

Krumps, expresó sentir asco y que le derivaron a Paula Aballay, la segunda mano del doctor.

En su tratamiento, atestiguó que le pusieron dos veces células madre por su dolor de columna.

Cada ampolla costaba 10 mil pesos.

"Quise denunciarlo y no me dejaron", confesó la paciente, que pasó por la consulta en 2012.

No te pierdas el video en