Depresión severa, el mal que acecha a los argentinos a casi dos meses de cuarentena

La salud mental en Argentina tampoco pasa por su mejor momento, y la depresión ha cobrado protagonismo.

Estrés, incertidumbre, ansiedad, impotencia son sentimientos que a muchos les está costando una depresión severa.

El miércoles, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) publicó un informe que revelaba el impacto psicológico de la pandemia.
Asimismo, rogaba a cada nación que invirtiese en los tratamientos para los desórdenes mentales.

"La crisis del Covid-19 se convirtió, en primera instancia, en una crisis de orden de salud física y se transformó en el sembrado de una crisis severa en el orden de la salud mental", eran las primeras líneas del documento.

 

Hace seis días la la Facultad de Psicología de la Universidad de Buenos Aires (UBA) presentó los resultados de una encuesta llamada "Crisis Coronavirus".

Este documento versa sobre los primeros 50 días de cuarentena en el país.

El informe más reciente se basó en entrevistas a través de redes sociales a 3181 personas entre el 7 y el 11 de mayo.

Se detectó un incremento en “el trípode cognitivo-emocional de la incertidumbre, la preocupación y la ansiedad”.

El director del Observatorio de Psicología Social Aplicada de la Facultad de Psicología de la UBA , Gustavo González, declaró que se está viendo "una olla de presión".

El 46 por ciento de los encuestados afirmó sentir "mucha" o "bastante ansiedad" desde el brote del coronavirus.

Un 16 por ciento confesó padecer "mucha" o "bastante depresión".

Jóvenes de entre 18 y 29 años lideraban los campos de Depresión, Ansiedad y Pérdida del Sentido de la Vida.

Mientras, 46 por ciento admitía irritarse con mayor frecuencia.

Por otro lado 8 de cada 10 100 entrevistados manifestó que su vida “cambió drásticamente".

También exponían sentir desesperanza y angustia sobre su futuro.

Los más afectados, son los profesionales de la salud.

En  Argentina, el Conicet, junto a la UBA, la Universidad Adventista del Plata (UAP),la Universidad Austral (UA) y la de Ciencias Sociales y Empresariales (UCES), formó el denominado “Equipo de Investigación GPS Salud”.

Personal sanitario El personal sanitario es uno de los campos que más afectados se han visto por el estrés laboral. - Instagram

El documento tuvo una primera edición con 809 casos recogidos entre el 6 y el 15 de abril.

El informe se actualizó a 1500 casos y tres semanas después se obtuvieron unos preocupantes resultados.

La última parte dio a conocer que el 90 por ciento de los trabajadores sanitarios admitían sufrir episodios depresivos y de ansiedad. ,

Lo que especialmente les preocupaba, era contagiar a algún familiar o ser querido.

El sueño también influía y 7 de cada 10 trabajadores confesaron tener insomnio.

Previo a la pandemia, el organismo informó que había unos 264 millones de personas afectadas por depresión en todo el mundo.

A causa de la depresión y ansiedad, la economía global perdía aproximadamente un trillón de dólares anuales.

 

No te pierdas el video en