logo
Nick Cordero / InstagramActor de Broadway amputado y grave por coronavirus despertó del coma
Actualidad 14/05/2020

Actor de Broadway amputado y grave por coronavirus despertó del coma

El actor canadiense, Nick Cordero, presentó varias complicaciones y le amputaron una pierna.

El milagro que tanto necesitaba el actor Nick Cordero, llegó. Hace más de un mes a este intérprete del teatro de Broadway le cambió la vida al infectarse de coronavirus.

Según cuenta la BBC, Cordero, a sus 41 años, fue ingresado en el Centro médico Cedars-Sinai de Los Angeles, California, el 30 de marzo, con neumonía.

Luego dio positivo por coronavirus. Sufrió un shock séptico y dos derrames cerebrales.

Todo esto le generó  complicaciones de coagulación de la sangre y fue por esto que le amputaron la pierna derecha.

“Por otro lado, los pulmones de Nick están severamente dañados”, dijo la bailarina y Amanda Kloots a través de su cuenta de Instagram.

La bailarina y esposa de Cordero, citada por el Diario de Las Américas, contó que le dijeron “los pulmones parecen de alguien que ha sido fumador durante 50 años”.

Extrañando

En el día 37 del coma, la esposa publicó en su cuenta de instagram un conmovedor mensaje sobre lo mucho que extraña a su compañero.

“Querido Nick, te extraño mucho. A veces todo esto ni siquiera se siente real. A veces se siente como si estuvieras haciendo un trabajo y vas a cruzar la puerta en cualquier momento. Extraño a mi esposo”.

Agregó: “Extraño tomar tu mano. Extraño tus cenas de ñoquis. Extraño ver televisión contigo por la noche y quedarme dormida en tu regazo en cinco minutos.

“Extraño reír contigo. Extraño verte con Elvis. No puedo esperar para tenerte en casa”.

A principios de mayo, Kloots dio la buena noticia de que, aun con un conteo sanguíneo bajo, las pruebas mostraron que su esposo no estaba sangrando internamente. Eso le permitió salir del coma.

Amanda  dijo que era “un milagro” que su esposo  estuviera en camino a la recuperación.

Premiado

El actor canadiense, que fue nominado para un premio Tony por el musical Bullets Over Broadway, ha estado en un hospital en Los Ángeles desde finales de marzo.

Una recaudación de fondos creada para apoyar a la pareja y a su pequeño hijo Elvis ha recaudado más de $500.000. Y eso le ha permitido enfrentar los gastos de la delicada situación de salud de Nick.