Crecen los ataques de pánico durante la cuarentena

La incertidumbre, la impotencia de estar confinados, el temor por perder a seres queridos, son algunas de las causas por las que los ataques de pánico se hayan incrementado.

El mundo tiene miedo. Argentina tiene miedo. Y esto se demuestra en  los ataques de pánico.

Los médicos están reportando casos de personas que tienen dificultad para respirar.

Estas son provocadas por la ansiedad e incertidumbre que produce la cuarentena.

"Las emociones generan una reacción física real, con aumento de la frecuencia y de la profundidad de las respiraciones", explicó el Dr. Alejandro Videla a La Nación.

Lo más perturbador de estas crisis de angustia es que aparecen sin previo aviso.

Los ataques de pánico van acompañados de una sensación de miedo intenso y a taquicardias.

Se le pueden añadir sudoraciones, sensación de ahogo, de no poder tragar y a veces, una opresión en el pecho.

"No necesariamente tienen que darse todos los síntomas. Con que se presenten algunos juntos, la persona se asusta y generalmente la primera vez termina en la Guardia", explicó la psicóloga Carolina Beláustegui.

Psicólogos Los psicólogos dan algunas recomendaciones si aparecen estos ataques. - Instagram

SITUACIÓN DE POBREZA

Para las personas que se encuentran en el umbral de la pobreza, es muy normal que tengan estos ataques.

“Lloro toda la noche, tengo ataques de pánico porque me horroriza pensar que nos podemos enfermar”, admitía a Infobae Ramona Medina, que vive en un monoambiente en la Villa 31 junto a su hija discapacitada de doce años y siete familiares.

Su hogar, está rodeado de cajas de cartón, chapas y otras chatarras.

"Mi nena es paciente de riesgo. Si  se contagia puede morir", contaba.

FAMOSOS QUE LO HAN VIVIDO

La actriz Andrea Estévez, confesó hace diez días en una entrevista para la revista Gente, que no pasaba por su "mejor momento".

Instalada en EEUU, a tan solo dos días de haber nacido su hija se separó de su pareja porque descubrió que le era infiel.

Ella quería volver a Argentina pero tuvo que esperar 3 meses por el Covid-19.

El fallecimiento de su padre, fue otro aliciente para que se le disparara la ansiedad.

"A los diez días de que comenzara el aislamiento total, comencé con ataques de pánico. Tuve tres ataques y nunca había tenido. Es horrible”, expresó.

No te pierdas el video en