Niña de 2 años cerca de perder la vista por usar excesivamente el celular

La pequeña utilizó el dispositivo todos los días indiscriminadamente.

Según el reporte de Daily Mail, una niña de 2 años está casi ciega luego de hacer uso constante del celular lo cual le ha ocasionado una miopía severa.

La pequeña proviene de Jiangsu, China, y utilizaba el celular de sus padres quienes se lo prestaban sin restricciones diariamente. Sus progenitores la proveyeron del teléfono desde que cumplió un año para mantenerla tranquila.

Estos notaron que algo andaba mal cuando vieron que fruncía el ceño constantemente. Del mismo modo, empezó a entrecerrar los ojos y frotarse hasta que elevó la preocupación de la pareja.

Alarma en el Reino Unido, Italia y España: extraño síndrome ligado al covid-19 afecta a niños

Se trata de "un estado inflamatorio multisistémico que requiere cuidado intensivo".

Fue entonces cuando buscaron ayuda médica dictaminando que la niña debe utilizar lentes con 9 dioptrías.

Conforme con el citado medio, dioptrías es una medida de enfoque para la prescripción de anteojos de una persona, así que alguien que padece miopía leve tiene una puntuación de -0.5D a -3D, lo cual revela la gravedad del asunto con la infante.

Como resultado, la Dra. Liu Li del centro de servicios de Cuidados Materno Infantil de Yangzhou declaró que la condición de la niña era irreversible y que su vista podría empeorar con los años.

Peligrosa tecnología

El caso ha hecho reflexionar sobre el permisivo uso de la tecnología que los niños tienen, con aprobación de sus padres, que ven a los aparatos como una vía de escape para poder entretenerlos.

Uso indiscriminado del celular Cada vez más familias exponen a los niños a las pantallas sin fijarse en las consecuencias. - Pexels

Pero también hay otros efectos secundarios además de los problemas en la vista. Las consecuencias son tan variadas como neuralgia occipital, dolor y rigidez en manos y cuello, dificultad para respirar, daños en la columna vertebral, insomnio, entre otras.

Según la Organización Mundial de la Salud, los niños menores de un año no deben estar expuestos a pantallas electrónicas y los niños entre dos y cuatro años no deben tener más de una hora de uso.

Te recomendamos en vídeo: