Moda Modesta: más allá de la religión

El Islam encontró una nueva forma de expresión sartorial. Y ya es un mercado que va más allá de este.

Para 2016, el término de “Moda Modesta” se refería, principalmente, a cómo en los países donde se profesaba mayoritariamente la religión islámica, muchas mujeres encontraron en su creencia y práctica una forma de expresarse a través de la moda. Modelos como Halima Aden causaron impacto al desfilar con hijab, y bloggers como Dina Torkia, The Muslim Girl y Haute Hijab, entre otras, comenzaron a ser populares. Moda Modesta: más allá de la religión

También, marcas como DKNY y Dolce & Gabbana sacaron sus propias colecciones de moda musulmana, así como H&M en 2015, que puso a una modelo con hijab en una de sus campañas, Mariah Idrissi. A su vez, las grandes publicaciones de moda comenzaron a incluirla en editoriales. No era para menos: según los reportes de Estado Global de la Economía Islámica, se espera que crezca en 368 mil millones de dólares para 2021. Moda Modesta: más allá de la religión

Pero el término ha ido más allá del Islam, porque es un mercado al que se le comienzan a apuntar personas que no profesan esta religión y que hallan en el cubrirse, una forma de expresar su individualidad. Mujeres de otras procedencias, como las Instagrammers Adi Heyman (judía), Emily Smith (mormona), Rebekah Baird (cristiana), o Cori Robinson (sin práctica religiosa), se han hecho famosas por mostrarse cubiertas con gran estilo. También, el año pasado, se hizo viral un vestido de Zara de polka dots, blanco y negro, largo y sin forma (costaba 52 dólares). Muchas de las mujeres que comentaron sobre él, se hallaron cómodas y sin restricciones de talla o sexualidad para poder usarlo, además que alabaron su versatilidad.

“ La moda Modesta ahora es una nueva opción de estilo donde todos son bienvenidos, más allá de la religión. Creo que las mujeres comenzaron a darse cuenta de que tienen otras opciones de verse hermosas gracias a ella”, Franka Soeria, co-fundadora de Think Fashion.

Estos elementos han generado, en su mayoría, que muchas mujeres se acerquen a la moda modesta:  “Estoy muy feliz de ver que hay gente que nos envía mensajes para preguntarnos si está bien usar su ropa si no son musulmanes y eso muestra que la modestia no solo va para ellos. Ahora la moda modesta implica muchas cosas. No es ropa de ‘abuela’, es estilo, pero cubriéndose. También la gente ve la modestia de distintas maneras. Para algunos es cubrir la piel, para otros el pelo, para otros la forma del cuerpo. Se ha vuelto muy diversa y me encanta. Y veo a muchas grandes marcas sacando sus líneas de moda modesta y me fascina”, le explica a Metro Julia Markkanen, co-fundadora de la página online de moda modesta, The Modest Online, que fundó la página en Finlandia y que ha visto crecer exponencialmente el negocio.

View this post on Instagram

| ONE YEAR | It’s been an entire year since I started the curly girl method!! Its been quite an adventure. I haven’t used any heat on my hair, I switched to using only healthy shampoo and conditioner, and I haven’t used a brush…In an entire year. My life is a lot easier 😂 – My typical hair routine: 1. Wash it with shampoo 2. Put lots of conditioner in 3. Detangle my hair completely 4. KEEP the conditioner in (don’t wash it out) 5. Scrunch my hair in a big tshirt 6. Scrunch in the gel. – It’s honestly changed my life. 😂 I never have to worry about blow drying, straightening, curling. I’m loving it. I read The Curly Girl Method book which helped a lot to figure out what kind of hair type I have and what method would work best. Highly recommend that if you have curly hair! If you have any questions I’d be happy to answer them!! #hellomodesty #curlyhair #curlyhairstyles #curlygirlmethod #curly

A post shared by Rebekah Baird (@hellomodesty) on

 

Sus clientas son principalmente mujeres, pero saben que hay muchas maneras de expresar la modestia, más allá del criterio primero de cubrirse: “Escogemos la ropa con base en lo que nos guste a ambas”, dice Julia, refiriéndose a su co-fundadora, Polina. “Ambas nos vestimos modestamente, pero representamos estilos diferentes y hallamos algo en lo que creamos. No es fácil, pero al final lo hacemos y damos más posibilidades a los usuarios. Y somos tan exigentes como ellos, por lo que exigimos productos de alta calidad”, afirma.

La moda modesta está expandiéndose, incluso en Semanas de la Moda. Ya se han hecho cinco, gracias a la plataforma Think Fashion, creada por Franka Soeria, de Indonesia y Ozlem Sahim, de Turquía, países con población musulmana. “Creamos Think Fashion para solucionar los problemas de la industria, porque es pequeña. Tenemos mucho talento, diseñadores, marcas, pero no mucha gente piensa en cómo construir elementos para apoyarla. Nuestra plataforma provee de soluciones a las marcas. Asimismo, tenemos el canal de venta Modestcatwal.com y nos aliamos con grupos como MarkaMarie, del sudeste asiático, el Concilio de Moda Modesta y muchos otros más”, le cuenta Franka a Metro. “Esta industria ha evolucionado tanto, que muchos la usan porque es un estilo que les gusta y siento que la Moda Modesta se desarrollará más y más marcas y diseñadores se fortalecerán. Esto está para quedarse”.

P y R 

Franka Soeria y Ozlem Sahim, creadores de Think Fashion, plataforma de moda creadora de las Modest Fashion Week a nivel mundial y también brindan servicios de consultoría. 

¿Cómo vieron que creció la moda modesta y cómo comenzaron a ver las necesidades de este mercado? 

–Vengo de Indonesia, por lo que la moda modesta es un gran mercado allí. Ozlem es de Turquía, donde también lo es. Comencé con mi startup Alahijab.com, que me permite conectarme con la industria de la moda modesta de distintos países. Nosotros vemos que hay talentos en estos países, el espíritu, pero falta conectarse, ya que muchas son pequeñas y es difícil expandirse a otros países, así que pensamos en hacer algo colectivamente para solucionar nuestros problemas.

¿Cómo ha sido su experiencia con las Semanas de Moda Modesta? 

–Ha sido increíble. Aprendimos mucho en este viaje, hemos hecho eventos en cinco países desde 2016. Algunos tienen mercados realmente grandes, otros no, pero siempre tratamos de dar una gran presentación del evento. La moda modesta es para todos: para mujeres de toda condición y fe. Ahora todas ellas tienen una opción de estilo que ofrece algo que las cubre más y tiene estilo y es elegante.

¿Cómo han evolucionado a través de las Semanas de Moda Modesta? 

–Pasamos de pensar en hacer eventos prestigiosos y glamurosos, a hacer cosas con más sustancia: sostenibilidad, empoderamiento, a trabajar con gente con discapacidad, con refugiados. Todo muy orientado a la industria y también así, conectar a diseñadores con compradores, así como proveer de canales de venta, entre otros servicios. Los creadores llenan su aplicación, nosotros damos el review. Para nosotros, diseñadores y marcas son iguales: no queremos solo a la gente famosa, también aceptamos a los creadores emergentes. La Moda Modesta debe ser una industria mucho más inclusiva y amistosa para todos. Muchas veces, los diseñadores nos sorprenden con su talento. Todo lo que necesitan es una oportunidad.