¿Deberían prohibirse los celulares dentro de las salas de clases? Expertos opinan

Un debate pendiente que genera conflictos. En Francia se prohibió el uso a menores de 15 años en recintos escolares y nos preguntamos si es viable hacerlo en Chile. El desafío es incorporarlo con medidas, buscando el aporte de esta tecnología.

 

 

Se estima que el 70% de los menores de diez años tiene un teléfono celular en Chile, según el Censo Digital VTR Internet Segura 2018. Una cifra preocupante si consideramos que, la misma encuesta, sostiene que cuatro de cada diez niños y jóvenes pasan más de tres horas diariamente conectados a sus aparatos móviles. Por su parte, el estudio Efectos de la adicción al celular en los colegios, que realizó la Universidad de los Andes en abril del año pasado, estableció que el 87% de los encuestados reconoció llevarlo al colegio todos los días y casi el 70% dijo que lo usa en la sala de clases.

Los colegios se reconocen como un espacio de socialización, y claramente estos productos no ayudan mucho en ese sentido. Sin embargo, debemos asumir que son una realidad instalada, pues las nuevas generaciones viven en un mundo donde los teléfonos inteligentes, tablets y videojuegos son de amplio acceso.

Preocupado por abordar este tema aún sin regulación en nuestro país, el Ministerio de Educación (Mineduc) realizó hace unas semanas la Consulta Nacional sobre el uso de celulares en los colegios del país. La iniciativa estaba destinada a conocer la opinión de profesores, directores y apoderados, y obtener un diagnóstico de los efectos e implicancias en el desarrollo de la concentración, los aprendizajes, la interacción con sus pares y el ciberespacio. Los resultados fueron tajantes: un 88% de los consultados indicaron que se debe prohibir el uso de aparatos móviles en estudiantes de enseñanza básica, mientras que un 71% contestó lo mismo para los alumnos de media. Esta temática ya se ha abordado en países como Francia, donde, por ley, se decidió prohibir su uso al interior de los colegios a los menores de 15 años.

Según el Mineduc, 97.846 personas respondieron el cuestionario, que también abarcó preguntas sobre su influencia en las actitudes sociales del alumnado y la importancia en el ciberacoso. La ministra de Educación, Marcela Cubillos, recalcó que si bien los resultados de la consulta son claros, el gobierno no puede prohibir el uso de los celulares. Por esto, el Ejecutivo presentó el plan Formando ciudadanos digitales, el que busca educar a la comunidad escolar sobre tecnologías digitales mediantes cinco ejes temáticos: uso crítico y responsable de la tecnología; seguridad y protección de la privacidad; participación ciudadana; convivencia y conducta digital, y oportunidades pedagógicas.

Shiloh Jolie Pitt lució idéntica a su padre Brad Pitt en el estreno de Maléfica 2 en Roma

La hija de Angelina Jolie y Brad Pitt es casi un clon de su padre

La necesidad del “cara a cara”

El profesor de Lenguaje y Comunicación y director académico de la Corporación Educacional Dalcahue, Enzo Romero, indica que el uso de los aparatos móviles al interior de los colegios es un hecho. Explica que ellos, incluso, lo incorporaron mediante el reemplazo del uso de textos escolares: “El celular es utilizado como medio de información en la sala de clases. Uno lo puede ocupar en favor de uno y lograr que los estudiantes lean. Como hoy el acceso a la información es ilimitado, lo que hay que generar es que el alumno busque, reflexione, utilizando positivamente esta herramienta”. Utilizado en contexto, ha sido un proceso positivo y, por lo mismo, se vuelve innegable la necesidad de adaptarse a las nuevas tecnologías.

Sin embargo, también pone especial énfasis en el desafío de humanizar a los estudiantes, especialmente a los mas pequeños. “Así como a los mayores se les hace clases de digitalización, a los más pequeños hay que hacerles clases de humanización, conversando mirándose a los ojos. Es algo muy serio, porque se deben generar espacios que antes eran naturales, educarlos para que interactúen sin los aparatos celulares. Esos espacios se deben generar y es nuestra responsabilidad”.

Para Romero no es conveniente la prohibición y normalización. “La regulación siempre aparece porque fracasó la educación. El desafío de la educación es justo lo opuesto: ponerse activo en lo positivo, en lo que sí hay que hacer, en el incentivo para educar a nuestros niños”.

Ricardo Martínez, profesor, investigador, escritor y autor de Maleducados. Mitos y verdades sobre la educación en Chile, se refiere al efecto de las pantallas y los dispositivos móviles sobre la socialización de las personas. “Es bastante claro que las pantallas te quitan espacio para la interacción cara a cara. El tema de la interacción directa es muy importante, se sabe que las personas aprenden más cuando están frente a alguien y reaccionan frente a ellas”.

La Luna en Piscis llenará de romanticismo a los signos del Zodiaco

La Luna en Piscis de este 9 de octubre es para reconciliarnos con nosotros mismos mediante la ausencia absoluta de rencor hacia el otro.

Generar límites es importante para Martínez. “En el colegio donde están mis hijos, por ejemplo, no prohíben los celulares. Pueden llevarlos, pero está establecido sólo el uso para emergencias. De hecho, los profesores señalan que desde que dejaron de usar el celular, los niños están jugando más en los patios”.

Finalmente, explica que todavía no sabemos mucho al respecto. “Es una tecnología relativamente nueva, su impacto asociado ha sido mucho más importante desde el 2005 en adelante y, por lo tanto, no existen estudios longitudinales que establezcan el real efecto. Eso no significa que uno no tome una postura, pero también es cierto que nos faltan datos para mantener una visión más general. Habitualmente, cuando irrumpe una nueva tecnología, no es fácil tomar una postura más seria y científica sobre el efecto que provocan, porque no tenemos los datos suficientes”, concluye Martínez.

Te recomendamos en video