Niñas chilenas por la ciencia: Conoce a estas Ingeniosas que están cambiando el paradigma

Ingeniosas, el exitoso programa chileno que busca promover vocaciones en ciencia y tecnología entre las escolares, inauguró su tercera versión, y recibió a más de dos mil niñas en siete ciudades de Chile. ¿Cómo se cambia la percepción que ellas tienen sobre estos campos?

 

“Es difícil decir si la tecnología y la ciencia interesan más a hombres o mujeres, porque ellas no han tenido una oportunidad real de acercarse a estas materias sin sesgos previos. De sus padres, de sus educadores, de la sociedad. Aún hay muchas brechas. En el ámbito de la ciencia, las mujeres están un poco más presentes, pero están sólo en los laboratorios, no liderando las investigaciones. En el campo de la tecnología es diferente; derechamente, hay ausencia y una baja muy marcada. No sólo son pocas, sino que además son cada vez menos y eso es lo principal a corregir”, explica Maitetxu Larraechea, directora del programa “Ingeniosas: ciencia y tecnología para todas”.

La menor representación de mujeres es un reto para las ciencias exactas y las carreras de ciencia, tecnología, ingeniería, arte y matemática (STEAM, por sus siglas en inglés). En el caso de Chile, datos de la Unesco señalan que nuestra participación en ciencia y tecnología alcanza sólo el 32% en el país. Frente a esa realidad, entre el 19 y el 24 de agosto, el programa liderado por Larraechea, reunió a dos mil niñas de 7° Básico a 3° Medio, en siete ciudades del país (Arica, La Serena, Valparaíso, Santiago, Concepción, Valdivia y Puerto Montt). Se realizaron talleres prácticos de programación, charlas inspiracionales y una feria de ciencia y robótica, con el fin de mostrarles caminos vocaciones en ciencia y tecnología de la mano de ONG, empresas privadas y el Estado.

“Ingeniosas es un programa activo con talleres todo el año, que tiene su gran hito anual en Semana Ingeniosas. Ésta es una semana para incidir en la opinión pública y las autoridades, para cambiar la percepción que ellas tienen sobre estos campos. Cada niña que participa de Ingeniosas vive una charla inspiradora, un taller de ciencias aplicadas, uno de programación, y una experiencia en robótica”, comenta Larraechea.

Nadie duda de que es bueno incentivar a las niñas a que ahonden en la ciencia y tecnología, porque está comprobado que la diversidad nutre la creatividad. “Si queremos equipos más creativos y ser mejores encontrando soluciones, necesitamos que sean diversos en términos de género, de territorio, de nivel educacional, multidisciplinarios, etcétera. La diversidad de género es el primer paso para una diversidad que es mucho mayor, pero, es más urgente, considerando que las mujeres somos más del 50 por ciento de la población”, explica Maitetxu Larraechea.

Al preguntarle si faltan mentores que incentiven a las niñas, la directora del programa Ingeniosas asegura que sí, pero también influyen temas culturales. “Falta que las niñas puedan ver a otras mujeres en la tecnología y así inspirarse. Dentro de los factores culturales, están las causas ligadas a la crianza y a los valores que se nos refuerzan. A las niñas se les incentiva con juegos que van orientados al cuidado de otros, como las muñecas o el set de enfermera, mientras que a los niños se les incentiva la creatividad, el esforzarse, el que caer está permitido. Luego, cuando ya llegamos a la etapa escolar, derechamente, las niñas se enfrentan a padres y profesores que vienen con un sesgo al enseñar”.

Macarena Abarca

Es alumna del colegio American British de La Florida. Macarena (17) se interesó en la robótica hace cuatro años y su camino ha ido en crecimiento. En 2016, se acercó al programa “Ingeniosas: ciencia y tecnología para todas”, con el objetivo de buscar apoyo en este camino. En agosto de 2017, obtuvo el segundo lugar en la categoría “Joven” en el concurso InspiraTEC, que es organizado por la Subsecretaría de Economía y reconoce a mujeres en la tecnología.

macarena abarca

Como premio, viajó a Nueva Zelanda para conocer la empresa Code Avengers. Con el reconocimiento recibido de InspiraTEC, postuló a un proyecto que se basa en acercar, mediante la robótica, la programación a las adolescentes sordas. Todo con el objetivo de entregarles experiencia y conocimiento para que, en el futuro, tengan la oportunidad de estudiar algo relacionado con la programación.

Ha participado de dos mundiales de robótica FIRST Competitions, representando a Chile en estas instancias como capitana del equipo de robótica nacional y siendo reconocida con el premio que destaca a jóvenes que buscan impulsar las STEM. Éste se llama Dean’s List Finalist Award, y reconoce y premia a estudiantes ejemplares para la competencia, que se dedican a difundir las STEM y crear en su comunidad más igualdad de género, temas de tecnologías y más oportunidades de robótica.

Macarena siempre tuvo presente su interés por la tecnología gracias a su papá, a quien veía programar robots como BattleBots y los videos de Boston Dynamics. “Generalmente, en las competencias de robótica, no sólo aprendes sobre mecánica o programación, son mucho más que eso; armas tu propia empresa, conversas con otros, trabajas en equipo y se practican las habilidades blandas, como el liderazgo y aprender a hablar en público. Algo que llama mucho la atención, es todo lo que se puede aprender al simplemente armar robots”, dice Macarena.

Camila Guajardo

Camila (17) cursa Cuarto Medio, y cuando estaba en Octavo Básico comenzó a participar en entrenamientos y competencias que la han llevado a convertirse, por segunda vez, en la única mujer del equipo chileno de estudiantes en la Olimpiada Mundial de Matemática. Además, impulsó un equipo femenino de matemática.

Camila guajardo

Camila manda un mensaje a los jóvenes que quieran sumarse a este mundo: “Armen sus espacios. Si las clases de matemática de sus colegios se les dan muy bien, pero se aburren, entonces pidan a sus profesores algo más desafiante, busquen a personas que sepan un poco más. Tenemos suerte acá, porque, en particular, la Facultad de Matemática, de la Universidad Católica, da muchos talleres como el Taller de Razonamiento Matemático, el Club de la Matemática y también, hay académicos dispuestos ayudar. Consulten, busquen, ingresen a la página de la Olimpiada Nacional de Matemática de la Sociedad Matemática de Chile. Armen sus espacios y conquístenlos”. ¿Qué camino seguirá? Licenciatura en Matemática en la Universidad Católica.

Te recomendamos en video