Miles protestan en Brasil contra su presidente y el daño que ha provocado al Amazonas

Brasil y el mundo entero alzan la voz en contra de las acciones políticas que han llevado a la extinción de Amazonas

El Amazonas alberga un 10 por ciento de todas las especies de plantas y animales que se conoce en el mundo, además de que es hogar para 30 millones de personas, 2,7 millones de ellos son indígenas.

Durante años, Amazonia se ha enfrentado a la deforestación de sus bosques, siendo el 2019 el peor año de su historia y su reducción se debe a las políticas de un nuevo gobierno anti-medioambiental, liderado por el presidente Jair Bolsonaro.

Jóvenes en Brasil y de todo el mundo han convocado a marchas masivas contra Bolsonaro por permitir que los incendios forestales continúen devastando la selva de la Amazonia, los cuales también están provocando estragos en Bolivia, Ecuador y Perú.

"Nuestra casa está literalmente en llamas y los pulmones de nuestro planeta se están convirtiendo en cenizas", alertó la organización Fridays for Future (FFF), organización a través de la cual se han hecho los llamados para participar en las protestas.

La situación en Brasil ha despertado una alerta mundial ya que esto podría ser el inicio de una serie incontrolable de eventos que destruirán los ecosistemas y la vida en el planeta.

Una oleada de protestas tendrán lugar los próximos días frente a las Embajadas brasileñas de distintos países.

A través de redes sociales ya se ha gestado un movimiento para ayudar a reparar los daños, mientras que colectivos ambientalistas han protestado bajo el lema 'SOS Amazonia. Nuestra casa está en llamas'. 

Jair Bolsonaro, es ultraderechista, capitán del ejército brasileño y por ende, nostálgico de la dictadura militar. Sus políticas han puesto en peligro la selva del Amazonas al buscar la industrialización del terreno. La conservación de esta selva es vital para el planeta ya que según la Federación Mundial de Vida Silvestre, aquí se filtra la mayor cantidad de dióxido de carbono del aire que respiramos y controla nuestro clima..

Una quinta parte de la selva ha desaparecido en los últimos 50 años como parte de la explotación de los recursos; tan solo el año pasado se perdieron 4,921 kilómetros cuadrados. La intención de Bolsonaro busca abrir una carretera a través del Amazonas y concesionar nuevos proyectos de explotación. Además, no tiene intención de prohibir y castigar la deforestación que ha provocado la ganadería y la agricultura.

Te recomendamos en video