Ashley Graham está embarazada y demuestra que la talla no determina tu vida

Por años nos han hecho creer que sólo las mujeres con ciertas características lo consiguen todo.

Ashley Graham está embarazada. Sí no has escuchado de ella déjame contarte un poco sobre su carrera como modelo 'plus size'.  Fue la primera mujer de 'talla grande' en aparecer en Sports Illustrateduna revista que hasta la portada de Ashley se caracterizaba por mostrar cuerpos delgados y se olvidaba de las mujeres con curvas.

Además de ser portada de decenas de revistas, también se convirtió en una de las primeras modelos en formar parte de pasarelas de diseñadores de alta costura, lo que abrió la puerta a que la industria de la moda dejara de mostrar sólo un tipo de cuerpo: delgado, alto y con ciertas características en las que definitivamente muchas no embonamos.

El mensaje de Ashley no se ha limitado a ser modelo y lucir lo bella que es, ha trabajado por mostrar que a las mujeres no pueden definirnos por la forma de nuestro cuerpo.

Ha declarado a decenas de revistas que su deseo es mostrarle a las mujeres lo sexis que pueden ser sin importar su talla, que no tienen razones para esconderse y que permitir que nos limiten por la forma de nuestro cuerpo es un error.

Con la noticia de su embarazo Ashley derriba muchos mitos relacionados con la maternidad de las mujeres de talla grande, pues si nos basamos en lo que nos han vendido a lo largo del tiempo las películas y los medios de comunicación es que las mujeres con sobrepeso no pueden acceder a la maternidad.

Desde hace nueve años está casada con un hombre que la ama por lo fuerte y poderosa que es, porque más allá de lo bella o sensual que pueda ser, es una mujer que lucha por romper con los estereotipos. A sus 31 años, la modelo le grita al mundo que será mamá.

Sí, un embarazo de una mujer con sobrepeso requiere más cuidados, alimentación que nutra a la mamá y al bebé, monitoreo de la presión y observación para la mamá, pero es momento de derribar esa idea en la que las mujeres con sobrepeso no pueden tener finales felices.

Te recomendamos en video: