Estas son las 5 leyes espirituales del éxito

Es aquello que nos lleva a tener una vida satisfactoria y con sentido, una vida plena.

Por lo general, se cree que el éxito está ligado al dinero, al poder y a lo material. Pero no es así. El éxito está más ligado al desarrollo personal, el amor, el bienestar emocional y a la amistad.

El éxito es una experiencia subjetiva y tiene que ver con estar bien en las distintas áreas de nuestra vida. Es aquello que nos lleva a tener una vida satisfactoria y con sentido, una vida plena.

Te presentamos las 5 normas y “leyes” necesarias para conseguir el éxito en tu vida, según los consejos de Juan Armando Corbin, licenciado en Psicología, experto en comunicación empresarial y coaching:

La potencialidad pura

Esta ley se basa en el hecho de que todos somos, esencialmente, pura conciencia. Es decir, ser conscientes es potencialidad pura; un estado de infinita creatividad y potencialidad. Cuando descubres tu esencia natural y conectas con quien realmente eres, ese mismo conocimiento es la habilidad para conseguir el verdadero éxito. Esta ley también era conocida como la ley de la unidad. Ser plenamente consciente es necesario para preservar el espíritu.

Dar y recibir

El Estado de Flow en la vida no es nada más que la interacción armoniosa de todos los elementos que estructuran nuestra existencia. Dar y recibir mantiene la riqueza y la afluencia de las relaciones interpersonales. Pese a que muchos piensen que dar constantemente es un síntoma de debilidad, tanto dar como recibir tienen efectos psicológicos importantes: reducen el estrés, mejoran la autoestima.

Ayudar a los demás sin esperar recibir nada a cambio aporta más ganancias de las que creemos: un estudio de la Fundación para la Salud Mental de Reino Unido ha demostrado que ser altruista es beneficioso para nuestra salud.

Ley del Karma (o causa y efecto)

El Karma es la acción y la consecuencia de la acción. La ley del Karma es importante, pues nos avisa de que si hacemos algo malo (o que se considera malo), esto tendrá unas consecuencias negativas para nosotros. Puede que alguna vez nos salgamos con la nuestra, pero seguramente recibamos algo similar en algún momento de nuestra vida.

El mínimo esfuerzo

Seguramente has escuchado alguna vez que "menos es más”, y hayas oído hablar de la ley del mínimo esfuerzo. Esta ley viene a representar esto exactamente. Este es el principio de la acción mínima, y la no resistencia. Esto es, por tanto, el principio del amor y la armonía.

Esta ley no quiere decir que debemos mostrarnos inmóviles y pasivos ante la vida, sino que cuando las acciones vienen motivadas por el amor (hacia los demás y hacia uno mismo), no requieren tanto esfuerzo.

El propósito en la vida

Según esta ley, todos poseemos un talento único y una manera única de expresarlo. Hay un algo en cada uno de nosotros que podemos hacer mejor que los demás, pues por cada talento único y por cada expresión única de dicho talento, también existen unas necesidades únicas. El expresar nuestros talentos para satisfacer necesidades, crea riqueza y abundancia sin límites.

Te recomendamos en video: