Serena Williams: El día que deje de luchar por la igualdad estaré en mi tumba

Una encuesta revela el machismo que afecta al deporte femenino.

Ella ha ganado más títulos individuales de torneos Grand Slam que cualquier hombre en el mundo. Tiene cuatro medallas doradas olímpicas en su haber y durante 300 semanas ostentó el primer puesto del ranking de la asociación de jugadoras de tenis. Serena Williams es una ganadora, pero sufre el desprecio del machismo.

Según una encuesta, realizada en Inglaterra durante Wimbledon, uno de cada ocho hombres cree que puede ganarle. La muestra contó con 1.732 adultos, de ellos el 12% de los varones consultados asegura que podría quitarle un punto en la cancha a Serena. Las mujeres mostraron más respeto y apenas 3% cree que podría vencerla.

Cuestión de honor

Haber perdido la final de Wimbledon 2019 contra Simona Halep, dejó a Williams otro año más sin su anhelado récord histórico de 24 títulos Grand Slam para una mujer. Cifra que está en manos de Margaret Court desde la década de los 70.

Pero la derrota no la aleja de su lucha, pues recordó la necesidad de reivindicar la igualdad en el deporte.  Al ser consultada por los periodistas, respondió de forma tajante que “el día que deje de luchar por la igualdad y por las personas que se parecen a ti y a mi será el día que esté en la tumba”.

Brecha salarial

La tenista estadounidense es una de los rostros más conocidos de la lucha por la igualdad salarial en el deporte. Según un reportaje publicado por El País de España, Serena Williams es la única mujer dentro de la lista de los 100 deportistas mejores pagados del mundo según Forbes.

Ella ocupa el lugar 63 de la famosa lista, con 29.2 millones de dólares de ganancias anuales. Su salario es de 4.2 millones, mientras que el tenista español Rafael Nadal gana 8 millones. El resto de los ingresos de Serena lo obtiene por publicidad, lo que es una excepción para una mujer deportista.

Te recomendamos en video