El poderoso discurso de Megan Rapinoe que conmueve al mundo: “Tenemos que amar más y odiar menos”

Las campeonas mundiales celebraron con su gente en New York.

La capitana de la selección femenina de fútbol de los Estados Unidos, Megan Rapinoe, fue la estrella de la celebración por su cuarto campeonato mundial.  Lo hizo con un poderoso discurso que conmueve al planeta y se viralizó en las redes sociales.

Tras su polémico enfrentamiento con el presidente Donald Trump, la deportista demostró que su causa va más allá del pago igualitario para las mujeres en el fútbol. Por ello, Rapinoe tomó la palabra al final del desfile en las afueras del City Hall.

Diversidad

Megan Rapinoe destacó las diferencias que existen dentro del equipo. “Tenemos el pelo rosa y el pelo morado. Tenemos tatuajes y rastas. Chicas blancas y negras, y todo lo demás. Chicas heterosexuales y homosexuales”, dijo, en medio de las risas de sus compañeras.

Mostró su orgullo por pertenecer a la selección estadounidense: “Creo que este equipo hace un trabajo increíble al tomar eso en nuestros hombros y entender la posición que tenemos y la plataforma que tenemos dentro de este mundo”.

Amar más, odiar menos

De hecho, el discurso de Rapinoe fue adquiriendo un matiz más serio a medida que avanzaba. Admite que hubo “muchos enfrentamientos en estos últimos años. He sido víctima de eso. He sido responsable de eso. Pero es hora de unirnos. Esta conversación está en el siguiente paso. Tenemos que colaborar. Se necesita a todos”.

Para la atleta es hora de “ser mejores”. Afirmó que “tenemos que amar más y odiar menos. Tenemos que escuchar más y hablar menos. Tenemos que saber que esto es responsabilidad de todos”. Y reflexionó: “Es nuestra responsabilidad hacer de este mundo un lugar mejor”.

Polémica por pago igualitario marca final de la Copa Mundial Femenina de Fútbol

Los fanáticos estadounidenses apoyaron con cánticos el reclamo de sus jugadoras

Te recomendamos en video