La increíble historia de una mujer que dio a luz a un par de gemelos que no son suyos

La pareja pensaba que estaban gestando sus propios hijos

En lo que parece una historia sacada de una película, una mujer en Nueva York dio a luz a un par de gemelos que genéticamente no son suyos ni de su esposo.

Las ecografías sugirieron que llevaba a dos niños. Pero el resultado fue doblemente alarmante cuando dio a luz a dos bebés varones, ninguno de los cuales parecía ser de ascendencia asiática.

Esta heladería le cobra doble a los ‘influencer’ que piden raciones gratis y regalos

No deja que se aprovechen de su fama para pedir helados gratis.

 

La madre y su esposo son asiáticos. Y una clínica de fertilidad, que se describe a sí misma como la "meca de la medicina reproductiva", les dijo que los embriones formados a partir de su material genético producirían niñas pequeñas, dirían más adelante.

Ahora están demandando a la clínica.

El reclamo civil, acusa a la clínica con sede en Los Ángeles donde la pareja buscó tratamiento, así como a dos hombres a quienes la demanda identifica como copropietarios y directores de la clínica.

La campaña para hacer que Halloween dure un mes entero

Las exigencias son claras, es injusto que Halloween dure solo un día.

 

Desde su matrimonio en 2012, la pareja ha anhelado tener hijos. Específicamente, su deseo ha sido "concebir, entregar y criar a sus propios hijos", como afirma su demanda. La pareja se enteró de la Fertilidad de CHA a fines de 2017, revisaron el sitio web de la clínica, así como sus materiales promocionales, que promocionan sus servicios como una de las "redes de tratamiento de fertilidad más importantes del mundo", según la demanda.

Sus médicos "evalúan a los pacientes caso por caso para garantizar que cada uno reciba el tratamiento más apropiado y avanzado necesario", afirma el sitio web del centro. CHA promete "atención personalizada", en el corazón de lo que dice son sus "altas tasas de éxito".

 

El centro está dirigido por médicos que han ganado elogios por su investigación y trabajo clínico. La pareja afirma que pagó más de $ 100,000 por tarifas de instalaciones, medicamentos, gastos de laboratorio, viajes y otros costos.

La pareja sigue esperando una indemnización por parte de la clínica.

Te recomendamos en video