Quién es Megan Rapinoe, la polémica futbolista que se enfrenta a Donald Trump

Su nombre ha sonado mucho durante el Mundial de Francia.

Megan Rapinoe se ha convertido en una de las protagonistas del Mundial de Francia, y es que no ha temido en expresar su opinión sobre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

El nombre de la capitana de la selección estadounidense ha sonado con mucha fuerza en los últimos días, y es que además de su impecable actuación en el Mundial ha manifestado que nunca acudiría a la Casa Blanca.

View this post on Instagram

U S A vs S P A I N L F G

A post shared by Megan Rapinoe (@mrapinoe) on

Rapinoe de 33 años, quien lidera la tabla de goleadoras con cinco goles y ha llevado a su equipo a una semifinal, ha destacado de las demás por ser una activista que lucha contra el sexismo y la homofobia.

En el 2012, Rapinoe declaró su homosexualidad y levantó la voz para defender sus derechos, incluso ante el presidente estadounidense. “Soy una protesta andante”, aseguró.

La jugadora comenzó en 2016 sus protestas raciales por las políticas de Trump y se convirtió en la primera jugadora en arrodillarse mientras sonaba el himno nacional, un gesto que habían realizado varios deportistas en Estados Unidos como protesta por las agresiones de la policía con personas afroamericanas.

View this post on Instagram

G. A. M. E. D. A. Y.

A post shared by Megan Rapinoe (@mrapinoe) on

"Cuando me pongo de rodillas, estoy frente a la bandera con todo mi cuerpo, mirando directamente al corazón del mayor símbolo de libertad del país, debido a que creo que es mi responsabilidad (tanto como la de ustedes), asegurarme de que todos puedan disfrutar de la libertad en este país", explicó la jugadora.

Cuando le preguntaron esta semana si acudiría a la Casa Blanca por invitación de Donald Trump si ganaban el Mundial su respuesta causó revuelo.

"No pisaría la jodida casa blanca", fueron las palabras de la irreverente jugadora.

 

Ante estas declaraciones, el presidente no se quedó callado y respondió:

"Megan nunca debe faltarle el respeto a nuestro país, la Casa Blanca o nuestra bandera, especialmente porque se ha hecho mucho por ella y por el equipo. Siéntete orgullosa de la bandera que llevas. Y primero debes ganar antes de hablar", escribió en su cuenta de Twitter.

 

Durante el partido ante Francia, la jugadora no portó el brazalete de capitana e hizo otra polémica declaración.

"Es obvio que para ganar hay que tener gays en el equipo. Eso siempre fue así. Es ciencia, está comprobado”, dijo la futbolista.

 

Te recomendamos en video