Pati Chapoy pierde 50 años de ahorros por extorsión

La conductora del programa Ventaneando había tomado unos días de vacaciones junto a su esposo Álvaro Dávila

La presentadora Pati Chapoy relató que fue extorsionada vía telefónica por unos delincuentes que tenían bastante información privada sobre ella y su esposo, Álvaro Dávila.

Durante la emisión del lunes del programa Ventaneando, de TV Azteca, Chapoy narró cómo fue que extorsionaron a una de sus empleadas domésticas por medio de una llamada.

Dijo que había tomado unos días de vacaciones junto a su pareja, cuando “el martes de la semana pasada, recibe mi marido una llamada telefónica de uno de nuestros hijos informándonos que muy lamentablemente en mi casa se recibió una llamada de extorsión", informó la titular del programa.

"Intimidaron de tal forma a una persona que trabaja en mi casa, y esta persona muy lamentablemente tomó una maleta y la llenó de todos aquellos objetos como relojes, como collares, como monedas, como plumas, como mancuernillas, como dinero en efectivo para entregárselos en propia mano", detalló.

Chapoy explicó que tiene los audios de la llamada y pidió a las autoridades que resuelvan el caso, sin embargo, también aseguró que está consciente de la complicada situación que todos los mexicanos viven respecto al tema de inseguridad.

"En nuestro país estamos a expensas de la delincuencia, sé que las autoridades del país tratan de hacer algo, tratan de solucionar, pero a mi forma de ver parece ser que estamos en manos de los delincuentes", dijo la comunicadora. "A mí no me ha regalado nadie nada, a mi marido tampoco, tenemos 50 años de trabajar permanentemente y hemos logrado tener un ahorro para continuar nuestras vidas, pues todo eso se lo llevaron, se lo llevaron de la forma más estúpida que se lo puedan imaginar", dijo Pati.

Sobre la llamada de extorsión, Chapoy detalló que se grabó y en el audio se escucha a "una mujer con acento colombiano", quien "le estuvo diciendo a esta mujer que trabaja en mi casa, que es de toda mi confianza, que había un problema muy serio, que iban a llegar unos comandantes a mi casa, que iban a entrar a la fuerza, que iban a robar y que, si quería ella evitar que eso pasara, pues le tenía que enviar curiosamente afuera del lugar en el que nosotros vivimos, que le entregara las cosas y que con eso ya no iba a suceder todo lo que había planeado", aseguró la periodista.

TE RECOMENDAMOS VER: