La sorprendente razón por la que las famosas toman licuado de placenta luego de dar a luz

La mezclan con zumos de frutas para ingerirla.

Kim Kardashian, Anahí Puente, Khloe Kardashian, Rosie Rivera, Hilary Duff… ya se hace interminable la lista de famosas que han decidido ingerir su placenta después de dar a luz, recientemente, el tema volvió a discusión luego de que Zuria Vega consumiera un licuado de placenta, pero ¿por qué se ha extendido tanto esta práctica?, ¿realmente los beneficios son tan efectivos como dicen?

Según los testimonios de las mujeres que optaron por ingerir su placenta después del parto los beneficios son diversos y perceptibles. Desde un considerable aumento de energía hasta el equilibrio hormonal alcanzan las mujeres tras tomarlo.

"Cuando me lo tomé me sentí con más energía, concilié mejor el sueño. También me hizo sentir mejor en cuanto a mis hormonas. Creo que tomar placenta puede incluso ayudar a aquellas madres que pasan por una depresión posparto",  dijo al Daily Mail Jay Woodall, una mujer que optó por esta práctica.

Ella ingirió su placenta en un smoothie de bayas y agua de coco. “Sabía muy bien”, dijo al respecto.

Los beneficios de tomar licuado de placenta

El director del Centro Canario de Investigación Perinatal, Sergio Sánchez Suárez, impartió una conferencia en la que habló de los beneficios que podría tener consumir placenta.

"La placenta es el mejor nutriente que puede tener la hembra al parir, porque reúne una serie de características nutricionales que previenen contra las hemorragias, uno de los principales riesgos del parto, al tiempo que estimula la lactancia materna y reduce el riesgo de osteoporosis”, dijo en la conferencia, sin embargo, aclaró que los beneficios no han sido comprobados y por investigarse.

¿Existe algún peligro?  Aunque no hay investigaciones concluyentes, doctores y científicos estadounidenses publicaron recientemente en un artículo de la revista Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC): "La placenta encapsulada o en batido no erradica los agentes patógenos, por lo que su ingesta debería ser evitada". El artículo se publicó después de que una madre de Oregón transmitiese a su bebé a través de la lactancia una infección que se encontraba en su placenta”.

Te mostramos en video: