Por qué la lluvia no basta para acabar con la contingencia en la CDMX

La calidad de vida en la CDMX está peor que nunca debido a la contingencia ambiental

Los desastres naturales, cambios drásticos e inesperados de clima, así como el crecimiento acelerado de la industria y de la población, han representado un fuerte impacto en nuestro medio ambiente. En la CDMX y el resto del país hemos estado sufriendo las consecuencias de esta "crisis ambiental" que aqueja al mundo entero.

Ante los malestares que ha ocasionado el exceso de contaminación, la población bromeó con que Tláloc, dios de la lluvia, se haría cargo de la situación pero aunque el miércoles "escuchó" nuestras súplicas, las cosas no han mejorado para nada. ¿La razón? La lluvia no basta para limpiar el desastre que se vive en la ciudad, de hecho, ésta trae aún más problemas.

Recientemente, la imagen de un matraz con agua de lluvia color café fue viralizada por Carolina Hernández Calvari, profesora de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), demostrando lo elevados que continúan los niveles de contaminación en la CDMX. En la descripción, la profesora especificó que el agua de lluvia, de color café, fue recolectada por el biólogo de la UNAM, Manuel Antonio Ochoa.

De acuerdo con la universidad, las partículas por las que se decretó la contingencia ambiental en la Ciudad y otros estados, son las más dañinas y son catalogadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como carcinógenas, es decir, que a largo plazo, producen cáncer. Las partículas que normalmente son arrastradas por el moco, se filtran, pero entre más pequeñas sean (las PM2.5), más peligrosas son ya que se van directo a los pulmones, provocando malestares como dolor de cabeza, de estómago, ardor de ojos, alergias, entre otros.

Un estudio del Centro de Ciencias de la Atmosfera (CCA) de la UNAM detalló que el agua de lluvia que cae en la cdmx no es apta para consumo humano, ya que contiene microorganismos, aluminio, plomo, zinc, mercurio, arsénico y níquel, entre otros. Así que cada vez que te enfermas "por la lluvia", no es por sólo por la empapada sino porque ésta contiene bacterias y elementos químicos dañinos para la salud.

Cuando la lluvia es acompañada de truenos, “irradian amoniaco, que aunado a la radiación y a las condiciones atmosféricas, se convierte en amonio”, detalló la casa de estudios.

La lluvia ácida

Lo que resulta un alivio para los mexicanos, en realidad puede convertirse en algo peligroso; lluvia ácida. Ésta se presenta cuando existe gran cantidad de contaminantes en el airecomo óxido de nitrógeno y dióxido de azufre, sustancias que se generan por el uso excesivo de combustibles fósiles.

Los principales riesgos que representa este tipo de lluvia son los que sufren los ecosistemas marinos, es decir, lagos y ríos que se contaminan. La lluvia ácida puede provocar la muerte de especies que habitan los ecosistemas acuáticos. Además, la lluvia ácida puede hacer que se desprenda la pintura de los autos, la de las fachadas de los edificios, dañar esculturas y monumentos. Y sí, por si fuera poco, la cantidad de basura que hay en las calles podría provocar inundaciones… de agua sucia.

¿Entonces cómo solucionamos el problema de la contaminación?

Esto es un trabajo que todos los ciudadanos debemos realizar en conjunto. El seguimiento de protocolos para evitar el daño climático depende de la cultura, la cultura formada a partir de la globalización (consumo) y las prácticas gubernamentales. Sin embargo, hay pequeñas grandes acciones que se pueden aplicar durante esta contingencia para que den resultados a largo plazo.

  • Trabajo en casa en la medida posible.
  • Evitar usar el auto o compartir viajes.
  • No fumar y no tirar colillas
  • No prender leña, carbón o gas para cocinar; no encender velas ni inciensos.

Te recomendamos en video